Choque en sentido inverso

Las selecciones de Canadá y Cuba llegan a su nuevo cruce en la Liga Mundial de Voleibol en circunstancias dispares. Mientras que los norteños buscan afianzarse en la cima del grupo C, los cubanos aspiran a una digna despedida de su público

Autor:

Raiko Martín

Las selecciones de Canadá y Cuba llegan a su nuevo cruce en la Liga Mundial de Voleibol en circunstancias dispares. Mientras que los norteños buscan afianzarse en la cima del grupo C, los cubanos aspiran a una digna despedida de su público. Si la visita se debate entre la necesidad de refrescar sus piezas de cara a futuros compromisos, el estratega Rodolfo Sánchez necesita que sus pupilos, ya sin opciones de llegar a la final del segundo nivel, crezcan en actitud y regularidad, que minimicen los errores y dejen una buena imagen a sus seguidores. Pero al final, el pensamiento está en Toronto.

Para Glenn Hoag, timonel de la nave canadiense, lo que se avecina es un verdadero dolor de cabeza. «Hicimos algunos cambios para esta serie, porque varios jugadores necesitaban descanso. No es la primera vez que lo hacemos en este certamen, pero no me preocupa que esté un jugador u otro. Me interesa que el equipo funcione día a día, y tener variantes para afrontar el complicado calendario», dijo durante la conferencia de prensa previa al match que arranca esta noche en la Ciudad Deportiva capitalina.

Sin dudas, Hoag hacía referencia a la posibilidad de clasificar a la final de Bulgaria, la cual coincidiría con la celebración en Toronto del torneo de los Juegos Panamericanos. «No tengo todavía una estrategia, y la pensaré cuando se acerque el momento. Solo pienso ahora en los partidos con el equipo cubano, que deben ser muy reñidos, pues ha ido mejorando su nivel en comparación con los primeros juegos», añadió.

Sánchez, en cambio, ve los dos choques como una buena posibilidad de dar más rodamientos a sus titulares, «que sigan teniendo minutos de juego colectivo para ajustar el funcionamiento de cara a la cita continental», según expresó.

«Espero que ellos puedan sacar lecciones de todos los partidos que nos quedan por delante. Después de la última derrota frente a Argentina se han preparado muy bien durante la semana, hemos conversado con ellos y están más motivados a dejar una buena impresión antes de cerrar fuera», comentó en alusión al tope final que disputarán en tierras búlgaras.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.