Vargas metió Chile en la final

El ariete Eduardo Vargas marcó los dos goles con los que su equipo se impuso 2-1 a Perú, en semifinales

Autor:

José Luis López

No abrió como regular en el primer partido del anfitrión Chile contra Ecuador, en la fase de grupos. Pero entró de cambio, marcó un gol, se ganó el puesto y para suerte de los hinchas, ya es inamovible en la nómina del director técnico Jorge Sampaoli. Claro está que me refiero al ariete  Eduardo Vargas, quien este lunes acuñó las dos perforaciones del triunfo de Chile por 2-1 ante Perú, en la semifinal de la Copa América 2015.

El partido, disputado en el estadio Nacional de Santiago, se vaticinaba tenso y de mucho sube y baja. Y así empezó. Pero en el fútbol, como en cualquier manifestación de la vida, las irresponsabilidades se pagan bien caro. Y de eso pecó el defensa central peruano Carlos Zambrano, a quien el árbitro venezolano José Argote ya le había mostrado cartulina amarrilla en el minuto 7. Pero reincidente, el zaguero le pegó otra potente e innecesaria patada por la espalda a Charles Aránguiz y ahí mismo le mostraron la roja directa, en el minuto 20.

Chile, con mayores argumentos en el trato al balón, se puso también en ventaja numérica. Y esos son dos «venenos» que, unidos, hacen un daño letal. Los volantes Jorge «el mago» Valdivia y Arturo Vidal, tuvieron mayores libertades para crear jugadas… y buscar los botines de Vargas, que se encargó de rematar el partido.

Con un jugador de menos, el timonel Ricardo Gareca debió hacer cambios en el equipo. Y en el 27’, Christian Ramos entró a la grama en sustitución de Cueva, un hombre de mucho recorrido por el carril izquierdo.

El cuadro local llegó en reiteradas ocasiones al área chica rival. Entonces, en el minuto 42, Alexis Sánchez rechinó el balón contra el segundo palo y el rebote le cae a Vargas, quien parecía estar en posición fuera de juego. El delantero solo necesitó empujar la esférica para conseguir su primer gol de la noche. Y así se fueron al descanso.

En el complemento, Perú se lo pensó así: «no importa si perdemos 1-0 o 4-0. Lo importante ahora es ir al ataque para intentar conseguir el empate». Y en una de las tantas galopadas de Luis Advíncula, este centró un balón y el zaguero Gary Medel lo anidó en su propia cabaña. Empate 1-1 en el minuto 61.

Pero la réplica de los anfitriones no se hizo esperar. Y fue entonces cuando llegó el golazo con letras mayúsculas de Vargas, en el minuto 64, su segundo del juego y cuarto del torneo, que lo ubica como líder goleador. Fue un disparo potente al ángulo superior derecho, desde más de 30 metros, al cual el cancerbero Galesse solo le quedó aplaudirlo por la bella ejecución.

Así, Chile accede a su quinta final en Copas América. La última vez que lo hizo data de 1987. Pero nunca ha podido ganar un título, el cual dirimirá el próximo sábado ante el vencedor del duelo de hoy entre Argentina y Paraguay.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.