La «vendetta» está servida

Con la llegada de la selección de Kazajstán quedó completo el cuadro de concursantes del grupo P, correspondiente al segundo nivel de este certamen

Autor:

Raiko Martín

TRUJILLO, Perú.— Con la llegada de la selección de Kazajstán quedó completo el cuadro de concursantes del grupo P, correspondiente al segundo nivel del Grand Prix de voleibol femenino, que descorrerá esta tarde sus cortinas en el coliseo Gran Chimu de esta ciudad ubicada en la costa peruana.

Al momento de escribir estas líneas no se había convocado aún  la conferencia de prensa previa. Tampoco tuvimos acceso al primer boletín, pero por lo visto en las instalaciones del hotel Casa Andina —cuartel general de todas las delegaciones— parace no haber cambios en las nóminas de las kazajas y anfitrionas, sobre el papel las oponentes de mayor peso para la escuadra cubana.

Las dirigidas por Roberto García cumplieron este jueves su segunda jornada de acondicionamiento en la cancha de juego, una instalación que si bien no es muy grande —en cuanto a espacio—, la concentración y distribución del público en sus áreas puede generar un ambiente complicado para los cuadros visitantes.

Teniendo en cuenta que serán las euroasiáticas las primeras rivales, buena parte del entrenamiento estuvo dedicada a la recepción, sobre todo de saques flotados, duros y rasantes a la net, que mucho daño hicieron en la derrota en cinco sets encajada la semana pasada, precisamente frente a las entonces locales kazajas.

«Es una realidad que fueron nuestros fallos (41 en total) los que nos costaron el partido; tenemos que estar preparados para contrarrestar su juego. Ellas tienen una pasadora de buenas manos —la capitana Korinna Ishimtseva—, y nuestro bloqueo tiene que ser capaz de descifrarla. También sabe colocar muy bien sus saques, y por eso las muchachas tienen que estar listas para minimizar sus efectos», comentó el estratega cubano durante la sesión matutina.

García confirmó que la escuadra cubana volverá a disponer de la habitual formación con Yamila Hernández como pasadora, Alena Rojas y Daymara Lescay serán las centrales, la capitana Sulian Matienzo y Jennifer Álvarez funcionarán como auxiliares, Mellisa Vargas como opuesta y Emily Borrell jugará como líbero.

Además del choque entre cubanas y kazajas, la fecha de apertura de este último tramo clasificatorio incluye el enfrentamiento en el segundo turno entre colombianas y anfitrionas. También hoy, pero en tierras argelinas, comenzarán las acciones de la llave Q —la otra del segundo nivel— con los enfrentamientos entre México-Kenya y Australia-Argelia.

La final se disputará en Australia entre el 10 y el 12 del mes en curso, y además de las locales estarán presentes los tres equipos que concluyan con mejor puntaje. De momento, el ordenamiento lo encabeza Perú con nueve unidades, seguida por Kazajstán y Cuba, dueñas de ocho y siete, respectivamente. Por detrás se ubican Argelia, Colombia, México y Australia.

Un solo de Son

Además de la clasificación para la final, durante este fin de semana continúa la carrera por el reparto de los premios individuales en este nivel, y varias cubanas aparecen como fuertes candidatas.

Hasta el momento, nadie supera la efectividad en el ataque de Jennifer Álvarez (57.50 por ciento), ni la de Daymara Lescay en el bloqueo (1.55 por set). Por su parte, Yamila Hernández (10.36) es la pasadora más sobresaliente y Emily Borrell la referencia en el recibo. Solo los apartados de defensa y servicio escapaban del dominio cubano, pues en el primero reinaba la australiana Jessica McMillan (1.89 por set) y en el otro la peruana Ángela Leyva (1.00), aunque en este caso seguida por Sulian Matienzo (0.73) y Melissa Vargas (0.64).

A punto de la sorpresa

Muy cerca estuvieron los cubanos Nivaldo Díaz y Sergio González de impresionar gratamente con su inclusión entre las ocho mejores parejas del Campeonato Mundial de voleibol de playa que se celebra por estos días en arenas holandesas. Pero en su camino se atravesaron los brasileños Pedro Solberg y Evandro Goncalves, quienes terminaron imponiéndose en el duelo con pizarra de 2-1.

La dupla cubana, que en su debut en un certamen universal superó la fase de grupos y la ronda de 32, comenzó cediendo con marcador de 21-19. Luego, equilibró el match con favorable y similar marcador, y a pesar de ir debajo en la tercera manga por 5-9, descontó hasta ponerse 10-11. Hasta ahí llegó el impulso, pues la experiencia de los rivales fue determinante para terminar capitulando después de un 11-15.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.