Puños cerrados

Los cinco boxeadores cubanos que escalaron al ring este miércoles «apabullaron» a sus pálidos rivales y discutirán este viernes el título de sus respectivas divisiones

Autor:

José Luis López

No hubo cambios en el guión. Como se había vaticinado, los cinco cubanos que escalaron al ring este miércoles «apabullaron» a sus pálidos rivales y discutirán mañana el título de sus respectivas divisiones, en el torneo de boxeo de los Juegos Panamericanos de Toronto 2015.

Una vez más, el arte se impuso al músculo. Quien más resistencia tuvo fue el joven Jhoanys Argilagos (49 kg), porque el también talentoso venezolano Yoel Finol, le exigió bastante. Pero en cada round, el agramontino aprovechó los fallos de su rival para sacar ligera ventaja en el contragolpe. Los jueces lo vieron ganar por 2-1 (doble 29-28, 28-29), y discutirá el cetro ante el favorito mexicano Joselito Velázquez, titular panamericano del 2011.

Las otras cuatro restantes victorias cubanas fueron por votación unánime. En los pesos gallos, Andy Cruz disertó a las dos manos frente al local Kenny Rally. Se movió más rápido sobre el ring, le pegó golpes de todo tipo, evadió los que le lanzaron y mereció el 3-0 (doble 30-27, 29-28). El matancero disputará la corona contra el dominicano Héctor García.

Mientras, el doble subcampeón mundial Yasnier Toledo (64) le aplicó a Joedison de Jesús (BRA) su receta letal: jab duro de derecha que quiebra defensa y, una vez controlado, metió veloz la mano izquierda con golpes rectos y ganchos indescifrables. El 3-0 (doble 30-27 y 29-28) habla claro de su dominio. Por el oro, el camagüeyano cruzará guantes con el canadiense Arthur Biyarslanov.

El festín lo siguió el mediano Arlen López, quien, en buen español, «abusó» del venezolano Endy Saavedra. La votación así lo confirma: 3-0 (doble 30-27 y un juez le dio ¡30-26!). En pos del título, el guantanamero se enfrentará al colombiano Jorge Luis Vivas.

Finalmente, Erislandy Savón (91 kg) aseguró su medalla de plata tras batir por 3-0 (doble 30-27 y 29-28) al chileno Miguel Veliz. El guantanamero sacó a relucir la premisa del boxeo: tirar y pegar más y evitar que te peguen. Con eso, avanzó a disputar mañana el oro ante el veterano colombiano Julio Blanco.

Hoy subirán al cuadrilátero otros cinco púgiles cubanos en busca de sus respectivos pases a la gran final.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.