Con el corazón en los pedales

Entrevista a Marlies Mejías, ciclista de estirpe

Autor:

Norland Rosendo

TORONTO.— Delgada como es, hay quien no imagina la potencia que tiene en sus piernas, ni la grandeza de su corazón. Prefiere las competencias difíciles, con rivales poderosas, porque «los buenos resultados se disfrutan más así. Ya tengo una plata y un bronce; me queda una prueba y me falta un oro, voy con todo en la ruta». Esa es la cubana Marlies Mejías, ciclista de estirpe.

—De las dos medallas que alcanzaste en la pista, ¿cuál te satisfizo más, la plata con Lisandra Guerra en la velocidad por equipos, o el bronce en el ómnium?

—El bronce. La otra también me dio mucha alegría, pero nunca había luchado tanto en una carrera como esos dos días del ómnium. Estaban las mejores del mundo. Lo di todo por estar en el podio y lo logré.

—Te lanzarás el día 25 en la ruta. ¿Cómo ves esa prueba?

—Otra vez voy a gastar todas las energías, mi propósito es darle otra medalla a Cuba, y mientras más brille mejor. Será otra competencia difícil. El clima está bueno y se han inscrito atletas de mucha calidad. Yo pienso que será la ruta más dura de toda mi vida.

—Y la bicicleta tuya, ¿está buena?

—(Se ríe). Deja que te cuente. La que traje para la ruta se me rompió aquí, por suerte me prestaron una. Así que no hay problemas con eso. Y la de pista no era de las modernas, pero me sirvió.

—¿Cómo es eso?

—La mía es del año 2008, las demás ciclistas trajeron casi todas bicicletas de este año; te repito, no es la mejor, pero con esa hubo que contar conmigo. Nosotras (las cubanas) siempre competimos con esa ligera desventaja, sin embargo, estamos acostumbradas, les ponemos el extra y mucha energía positiva.

—Me han dicho que te han visto en la enfermería, ¿qué pasó?

—Me lastimé el gemelo entrenando, pero ya estoy mejor, no fue nada. Ahora solo pienso en la carrera que me falta.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.