Anfitrionas irreverentes

Con el boleto a la semifinal del torneo Fiba Américas 2015 asegurado, los conjuntos de baloncesto femenino de Cuba y Canadá salieron anoche a preservar el invicto. A las cubanas les fue imposible cortarles el paso a las norteñas

Autor:

Norland Rosendo

Después de ver el paso arrollador de la selección canadiense en los juegos anteriores de la fase clasificatoria del torneo Fiba Américas 2015, era de esperar que al quinteto cubano le resultara difícil cortarle el paso chévere a las norteñas, quienes están jugando como anfitrionas en la ciudad de Edmonton.

Ya con el boleto a la semifinal asegurado, ambos conjuntos salieron anoche a preservar el invicto, y de paso establecer el liderazgo del grupo, pues ya Puerto Rico, Chile y República Dominicana estaban fuera de la clasificación.

Con el triunfo por un insólito marcador de 92-43, Canadá pasó primero y enfrentará mañana en el cruce al perdedor del duelo que sostenían al cierre de esta edición los punteros del grupo B: Brasil y Argentina.

Por su parte, las alumnas de Alberto Zabala tendrán que superar a quien resulte victorioso entre los dos planteles sudamericanos, si quieren aspirar a la final y al boleto que otorga esta justa al campeón para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

Si bien las canadienses vienen teniendo un comportamiento loable desde los Juegos Panamericanos de Toronto, cuando llegaron a proclamarse campeonas, el partido de ayer frente a las cubanas sorprendió a más de uno por lo desproporcionado del marcador.

El primer parcial concluyó con pizarra de 21-13, pero en el segundo la diferencia fue mucho más abrumadora: 21-6, diez minutos francamente para olvidar en el accionar de las criollas. Vencida la mitad del juego, se sabía claramente quién iba a ganar el cotejo.

En las mangas conclusivas, las anfitrionas siguieron exhibiendo su excelente momento competitivo y les regalaron más canastas al público de Edmonton, mientras las cubanas no salían del desconcierto al ver cómo la brecha en la pizarra iba creciendo de manera tan desproporcionada: 21-11 y 29-13.

No fue una noche feliz para la ofensiva criolla. Ni Yamara Amargo, letal en las fechas precedentes, pudo imponer su clase. La zurda espirituana solo anotó cinco unidades. La que más aportó al ataque fue Anisleidy Galindo (12).

Si las antillanas, bronceadas en Toronto, no pudieran revalidar la corona alcanzada en el Fiba Américas de hace dos años, ya tienen pasaje para el torneo preolímpico mundial, gracias a su actuación en la justa actual.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.