Apretaditos y embalados

El equipo de béisbol de Ciego de Ávila salió airoso en sus dos duelos, e Industriales contestó con su décimosexto éxito de la campaña, desenlace que le permite continuar al acecho

Autor:

Juventud Rebelde

El pulso en la cima de la tabla de posiciones en la presente campaña beisbolera es tenso y sostenido. Este sábado, por ajustes del programa, los vigentes campeones y líderes de Ciego de Ávila salieron airosos en sus dos duelos, y poco después Industriales contestó con su éxito número 13 de la campaña, desenlace que le permite continuar al acecho. Superado el primer tercio de la fase clasificatoria, todo indica que será esa la tónica hasta que se completen los primeros 45 desafíos.

En el Calixto García holguinero, los Tigres volvieron a enseñar las garras con fiereza. Abrieron fuego en la misma entrada de la  apertura gracias al imparable del prometedor Luis Robert Moirán y al doble de José Adolis García, inmerso en su etapa de consolidación.

Pero la carnicería la montaron en el sexto capítulo con racimo de seis anotaciones, marcado por los vuelacercas de Rubén Valdés y Osvaldo Vázquez. Fue suficiente para apuntalar la faena de Denis Castillo, que sin estar muy fino, sorteó —auxiliado por par de rescatistas— algunos ladridos de los Cachorros.

En el segundo juego, los felinos volvieron a ser despiadados con el pitcheo local, sobre todo en las últimas entradas. Sumadas las dos presentaciones, conectaron un total de 31 hits, válidos para fabricar 21 anotaciones.

Más discretos se presentaron los Leones en el sureño 5 de Septiembre, donde Malleta decidió en el sexto capítulo con un solitario cuadrangular, pues dos innings más tarde la lluvia precipitó el cierre del desafío. Así, el inicialista continuó ensanchando su leyenda como el jonronero más notable que ha jugado en los equipos capitalinos.

Por su parte, los Alazanes de Granma no perdieron el paso y mantienen la vista puesta en los líderes. Parecía que la rebelión montada frente al abridor matancero Yoanni Yera en el sexto acto, cuando pisaron el home cuatro veces, sería suficiente para «golpear» a los Cocodrilos yumurinos. Mas la tropa dirigida por Víctor Mesa se reviró hasta equilibrar la pizarra. Entonces, en la parte baja del octavo, Urmani Guerra le despachó la pelota más allá de los límites al novato Dairon Durán, y el relevista José Ramón Olivera sacó los outs necesarios para apuntarse su tercer triunfo en la serie.

En otros resultados, Villa Clara siguió presumiendo de buen pitcheo al blanquear a Artemisa, Pinar del Río salió delante en su pulso con Santiago de Cuba, los Piratas pineros hundieron a la nave de Mayabeque en su puerto, y los Leñadores tuneros dieron un buen paso ante los Indios guantanameros para mantenerse en zona de clasificación.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.