Ahogadas antes de ir a Río

La selección cubana de voleibol femenino hizo un gran esfuerzo anoche ante la sexteta de Puerto Rico antes de caer en cuatro parciales y despedirse así de las posibilidades de asistir a la olimpiada de Río de Janeiro-2016

Autor:

Norland Rosendo

Aunque de antemano se sabía que iba a ser un juego difícil, de esos en los que las mayores opciones no estaban de su lado, la selección cubana de voleibol femenino hizo un gran esfuerzo anoche ante la sexteta de Puerto Rico antes de caer en cuatro parciales y despedirse así de las posibilidades de asistir a la olimpiada de Río de Janeiro-2016.

En el Auditorio Bicentenario de la ciudad de Morelia, en el estado mexicano de Michoacán, sede del torneo Norceca, las dirigidas por Roberto García volvieron a cometer demasiados errores no forzados (32), y aunque lograron 13 puntos con el bloqueo, por esa misma vía las boricuas facturaron tres más que ellas.

Antes de partir de La Habana, el director técnico, lejos de lamentarse por la ausencia de su estelar atacadora opuesta, Melissa Vargas, quien se recupera de un lesión en el hombro derecho, dijo que irían al certamen por uno de los cuatro cupos al preolímpico de la región, fijado para enero próximo. Y este miércoles, después de perder los dos primeros sets 20-25 y 14-25, dieron muestras de esa voluntad y se impusieron en la tercera manga (27-25).

Sin embargo, no pudieron sostener el ritmo y en el parcial siguiente las rivales las remataron con un categórico 25-18, que le garantizó a las puertorriqueñas su presencia en la semifinal de este torneo y en el Final Four del primer mes del año entrante, que premiará al vencedor con un pasaje directo a la cita estival de la ciudad carioca.

Por las cubanas, la capitana Sulian Matienzo (18), Regla Gracia y Heidy Rodríguez, ambas con 11 unidades, fueron las más prominentes a la ofensiva. Todos los de esta última a partir del tercer parcial que fue cuando entró a la cancha.

Si la opuesta boricua Karina Ocasio fue letal al ataque con sus 19 puntos, más dos por bloqueo, en este último aspecto, la central Lynda Morales le devolvió con éxito siete balones a las nuestras en la net.

Las cubanas habían tropezado en su debut ante la formación de Canadá y ese resultado influyó en el giro que tomaron los acontecimientos. Ese revés prácticamente decidió que se cruzaran con las puertorriqueñas en los cuartos de final.

Un triunfo frente a las norteñas entonces les hubiera permitido discutir el boleto al Final Four contra la escuadra local, evidentemente, menos exigente que la representación de la isla del Encanto. Pero así es el deporte, mucho más rico que los pronósticos.

Al cierre de esta edición, Canadá y la selección anfitriona disputaban el otro pasaje a la semifinal, en la que ya estaban asegurados de antemano Estados Unidos y República Dominicana, líderes de sus respectivos grupos en la primera fase del torneo.

Hasta la fecha, solo tres equipos tienen asegurada su presencia en la lid estival de Río de Janeiro: las brasileñas, por su condición de sede, y China y Serbia, ocupantes de los dos primeros puestos en la pasada Copa del Mundo.

Luego de subir cuatro veces consecutivas al podio olímpico: oro en 1992, 1996 y 2000 y bronce en 2004, las cubanas quedaron sextas en Beijing-2008 y no pudieron clasificar para la cita de Londres. La ausencia se prolongará, por lo menos, hasta Tokio-2020.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.