Sub-23: ¿conjugará el verbo vencer?

Un fracaso para la selección cubana de fútbol podría representar para Cuba (casi) la despedida de toda posibilidad de clasificación para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016

Autor:

José Luis López

Hoy será el ahora o nunca para la selección cubana sub-23 de fútbol, que se enfrentará al local y favorito cuadro de Estados Unidos, en la segunda fecha del grupo A del certamen preolímpico de la Concacaf.

En la cancha del Sporting Park, de Kansas City, el difícil verbo a conjugar frente a los anfitriones no puede ser otro que vencer, aunque un empate sería plausible dado el excelente nivel del rival de marras. Son muchos los habitantes de ese país que se dedican al fútbol y su joven escuadra sí ha tenido mucho fogueo internacional para encarar este torneo en casa propia.

De eso son conscientes tanto el técnico Raúl González Triana como todos sus alumnos. Como también lo son de lo caro que les ha costado empatar 1-1 contra Panamá —el rival más asequible del grupo—, en la jornada inaugural del pasado jueves, con diana al aval del delantero pinareño Maykel Reyes.

Por eso, un fracaso podría representar para Cuba (casi) la despedida de toda posibilidad de clasificación para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

Baste citar que Estados Unidos abrió con éxito de 3-1 ante Canadá, que en estas categorías siempre ha presentado buenos conjuntos. Si se siguen los datos de ese cotejo, entonces habrá que indicarle un férreo marcaje al delantero local Jordan Morris, autor de dos goles.

Tras esos primeros resultados, Estados Unidos lidera la llave con tres puntos, en tanto cubanos  y canaleros comparten las plazas dos y tres con una unidad. Canadá marcha en el sótano, aún sin marcar.

Si Triana diseña hoy un guión similar al que dispuso contra Panamá, entonces el portero sería Sandy Sánchez, con los defensas Andy Baquero, Abel Martínez, Adrián Diz y Yosel Piedra.

En tanto, los volantes serían Brian Rosales, Arichel Hernández, Daniel Luis Sáez y David Urgellés, con Maykel Reyes y Héctor Morales en funciones de delanteros.

En este exigente certamen se enrolaron ocho equipos divididos en dos grupos. Los dos colectivos que avancen a la disputa del título obtendrán un pasaporte directo para la justa carioca, mientras que el medallista de bronce dirimirá una repesca contra Colombia.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.