La remontada del rey

El ruso Serjey Karjakin se tituló campeón de la Copa Mundial de Ajedrez

Autor:

Abdul Nasser Thabet

Al principio todo era muy fácil. «Peter Svidler será el monarca, es obvio». Después de par de cotejos ganados en un match previsto a cuatro choques clásicos, cualquiera hace de Nostradamus. A Serjey Karjakin le quedaban solo dos chances para alargar la serie. Un mero empate o derrota y «au revoir, sayonara, bye bye, hasta luego». Pero triunfó. Luego volvió a triunfar. Y uno con la boca abierta. Svidler más asombrado todavía. A los encuentros rápidos. Dos rusos al patíbulo con ruleta rusa. Karjakin campeón de la Copa Mundial de Ajedrez.

En definitiva, el muchachón de 25 años y 2762 puntos Elo se impuso este lunes a su compatriota por 6-4, tras aprovechar la juventud de su cerebro en las partidas a cinco minutos. Los dos encuentros a 25 habían concluido con una sonrisa por bando y los de diez dejaron el mismo resultado.

En los pulsos que decidieron, el campeón llevó piezas blancas durante 43 pasos de una apertura Ruy López, y figuras negras en 45 lances de una Italiana. Dos golpes letales a un hombre de 39 inviernos vividos, 2742 unidades de coeficiente, cinco oros olímpicos y campeón de la Copa del Mundo de la FIDE en 2011.

El Gran Maestro más joven de la historia (12 años y siete meses) incluyó esta corona en una vitrina adornada con seis medallas olímpicas y los títulos universales de Blitz en 2012 y por equipos en 2013.

Por si fuera poco, el ucraniano de nacimiento, pero nacionalizado ruso en 2009, obtuvo su primer campeonato clase A al adjudicarse el Corus de Wijk aan Zee ese mismo año. En el torneo de candidatos al trono mundial disputado en 2014 concluyó segundo, por detrás del indio Viswanathan Anand (2803), un tigre que parece incansable.

Precisamente esta corona universal obtenida en Bakú, le asegura el retorno a la justa que determinará el retador del soberano indiscutible en el reino de Caissa, el noruego Magnus Carlsen (2850). Una porfía que además estará animada por el propio Anand, Svidler y los estadounidenses Hikaru Nakamura (2816) y Fabiano Caruana (2796), así como por otros tres «monstruos» que deben definirse. Pero todavía es muy temprano para sacar esas cuentas.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.