Un verde siempre esperanzador - Deporte

Un verde siempre esperanzador

Los pinareños han dado muestras de que poseen una casta a prueba de derrumbes

Autor:

Raiko Martín

A la hora de confeccionar mi lista de los posibles ocho clasificados para la segunda parte de la campaña, los pinareños entraban por los pelos. Casi todos los equipos partían con bajas en sus nóminas, pero pocos como el vueltabajero presentaban sensibles pérdidas en su line up titular. Si a eso se le sumaba la salida de un estratega con el calibre de Alfonso Urquiola…

Sin embargo, los pativerdes han dado muestras de que poseen una casta a prueba de derrumbes. Pasado el ecuador del programa diseñado para la mitad inicial de la campaña, no solo han mantenido el temple necesario para avanzar en los puestos de clasificación, sino también para moverse entre el pelotón de vanguardia.

Antes de su compromiso de este lunes en la sabana agramontina, los ahora dirigidos por Jorge Gallardo habían igualado su mejor racha positiva de la serie, que era de cinco triunfos sucesivos. Ahora tienen la oportunidad de extenderla, y con ello aumentar sus resultados en la carretera, que es de seis triunfos y cinco tropiezos, pues en casa han eslabonado 11 éxitos en 14 presentaciones.

En esa favorable trayectoria ha sido fundamental el prominente staff de lanzadores que aún conserva. Aunque no ha estado brillante, los buenos desempeños que van teniendo Erlis Casanova (balance de 4-1 y PCL de 1.36) y Liván Moinelo (3-1 y 3.28) alcanzan para soportar los asedios. De momento, en el torneo solo hay tres cuerpos de tiradores que trabajan para menos de tres carreras limpias por juego, y el pinareño cierra ese grupo con 2.78.

Pero si las dudas estaban a la hora de empuñar el madero y en el momento de defender —entre las bajas estaba la línea central completa—, sus seguidores pueden tener la certeza de que han sido despejados de la mejor manera.

En las estadísticas generales, el .301 de bateo colectivo solo era superado por el .327 de Industriales. Puntales ofensivos como William Saavedra (.304, tres jonrones y 19 empujadas) y Donal Duarte (.366-3-13) siguen cumpliendo sus roles, pero la grata sorpresa ha sido la explosión del joven jardinero Yasser Julio González, quien ya va por ocho vuelacercas y encabeza a los impulsadores del equipo con 27 remolques.

En cuanto a defensa, los numeritos no van siendo muy elocuentes, pues colectivamente promedian para un discreto .971. Sin embargo, si nos centramos en la línea central sustituta, las cosas no parecen tan malas. El enmascarado Olber Peña presenta un average de .984, y entre Maddiel Pérez y Pedro Luis Dueñas se reparten dos pifias como camareros. Así, Juan Carlos Arencibia es el más discreto, con cuatro errores en las paradas cortas, pues Reinier León, el titular de la pradera central, todavía no ha fallado.

Sin hacer mucho ruido, la tropa vueltabajera ha ascendido hasta el segundo escalón y, salvo una hecatombe, sobrevivirán al primer corte. Se sabe que después el destino de cualquier equipo está estrechamente ligado a su buenaventura a la hora de elegir los refuerzos, y aunque todo parece indicar que ese «mercado» estará más deprimido que de costumbre, el alto mando de los tabacaleros tendría —en teoría— posibilidad de redondear una nómina de pelea. Eso y la estirpe de su ADN guerrero pueden ser buenas credenciales. Todo queda por ellos.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.