La corona retorna a casa

No se ganaba desde la justa de Mianyang 2005, pero una amplia cosecha de cuatro títulos, dos medallas de plata y una de bronce, validó la reconquista cubana de ese «cetro perdido»

Autor:

José Luis López

No se ganaba desde la justa de Mianyang 2005. Pero finalmente, una amplia cosecha de cuatro títulos, dos medallas de plata y una de bronce, validó la reconquista cubana de ese «cetro perdido», en el Campeonato Mundial de Boxeo, que finalizó este jueves en la Arena Ali Bin Hadam, en Doha, Catar.

En la fecha del cierre, Lázaro Álvarez (60 kilogramos) y Julio César La Cruz (81) firmaron sus terceros pergaminos dorados consecutivos, y los sumaron a los conseguidos un día antes por Arlen López (75) y Joahnys Argilagos (49), jovencito que hará las maletas para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

Según valoraron erradamente los tres jueces, Lázaro perdió el primer asalto en su combate frente al azerí Albert Selimov (9-10), titular del orbe en Chicago 2007, y su victimario en la IV Serie Mundial de Boxeo, en 2014. El pinareño pegó los golpes más precisos, con su certero jab de derecha, combinado con rectos por dentro y swines de izquierda, pero eso no se tradujo en la boltas.

Ya en el segundo round, emergió una herida que Selimov había sufrido en su anterior pleito contra el brasileño Robson Conceicao. Y así, ganó el vueltabajero.

Mientras, el as de la riposta, La Cruz, le dio revancha del pasado mundial de Almaty 2013 al irlandés Joseph Ward, quien no se pudo librar de otra soberana paliza. Julio lo superó no solo al contraataque, sino que también impuso, a ratos, el ritmo de pelea que él quería. Lo provocaba, se defendía con el torso ante el ataque de Ward y lo golpeó una y otra vez con ambas manos, para que los jueces votaran unánimemente 3-0 (triple 30-37).

Mientras, Yosbany Veitía (52) no mereció perder en su duelo contra el azerí Elvin Mamishzada. Es cierto que fue bien cerrado, pero el espirituano llevó la mejor parte, especialmente en el primer y tercer asaltos.

Detrás de Cuba se ubicó Rusia, que con un colectivo bien joven y que se deberá seguir de cerca para la justa carioca, logró dos títulos, una medalla de plata y otra de bronce. En tanto, Azerbaiyán obtuvo el tercer puesto (1-1-2). Los restantes oros fueron conquistados por Irlanda, Marruecos y Francia.

Y el boleto olímpico de Argilagos se sumó a los que ya poseía Cuba con Veitía, Álvarez, Yasnier Toledo, Arlen López y La Cruz. A la tropa del técnico Rolando Acebal aún le resta asegurar cupos en las divisiones de 54, 69, 91 y +91 kilogramos, para ir con equipo completo a la justa olímpica de la Ciudad Maravillosa.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.