Judoguis apuntan a Abu Dhabi

La selección cubana participará en el Campeonato Mundial Juvenil de Judo en Emiratos Árabes Unidos

Autor:

José Luis López

No cabe la menor duda: los excelentes resultados históricos fraguaron la invitación que le cursó la Federación Internacional de Judo a Cuba, para estar representada por tres chicas e igual cantidad de varones en el Campeonato Mundial Juvenil, el cual iniciará este viernes sus halones de solapas en la IPIC Arena, de Abu Dhabi, Emiratos Árabes Unidos.

Y como bien decimos los cubanos, «limón limonero, las niñas primero», JR ofrece hoy un acercamiento al grupo femenino que estará bajo las orientaciones técnicas de la excepcional ex judoca Driulis González, cuatro veces medallista en Juegos Olímpicos (oro en Atlanta 1996).

Las chicas que hicieron las maletas fueron Melissa Hurtado (HAB, 48 kilogramos), Yurisleidys Hernández (PRI, 52) y Adilaidis Lemus (ART, 57), todas medallistas de bronce en el pasado Campeonato Nacional de mayores.

De este trío, la que más «horas de vuelo» muestra en su palmarés es Yurisleidys, de 19 años, quien a su llegada a la selección nacional tuvo ocasión de asistir al Mundial de cadetes, en Miami 2013. Y solo un mes después, el calendario internacional del judo y su innegable talento, le permitieron intervenir en el Mundial juvenil de Liubliana, en Estonia.

«En Miami gané un combate y perdí otro, mientras que en Estonia caí en mi primera presentación. El entrenamiento de ahora ha sido muy fuerte, nuestra entrenadora nos exige mucho para que se den los buenos resultados. Somos muy jóvenes, pero todas vamos a pelear duro sobre el colchón.

«Por ser la más experimentada del grupo, mis aspiraciones no pueden ser otras que alcanzar una medalla, a pesar de competir contra oponentes muy fuertes, que han tenido mucho más fogueo. Pero voy decidida a todo. Mi principal arma es el trabajo en el suelo. Pero sé que debo mejorar más en los fundamentos técnicos», comentó Hernández tras una sesión de entrenamientos dedicados a las carreras, en la pista de la Escuela de Formación de Atletas de Alto Rendimiento Cerro Pelado.

Mientras, Lemus (18 años) hizo el grado el año pasado para intervenir en el Mundial Junior de Miami, en el cual logró un éxito y un descalabro. «Voy a Abu Dhabi en busca de un buen resultado. Le he dedicado muchas horas al entrenamiento y quiero demostrar mi efectividad con la técnica de uchi-mata, porque soy muy fuerte físicamente», expresó la jovencita artemiseña.

Entretanto, la debutante en la arena internacional va a ser Melissa, de solo 16 años. La habanera, que será la primera en escalar al colchón el próximo viernes, tendrá una tarea bien difícil, pues la máxima edad es 21 años para una judoca juvenil. La «traducción» es bien clara: en Abu Dhabi se presentarán chicas que compitieron hace solo dos meses en el Campeonato Mundial de mayores, disputado en Astaná.

«Llevo solo siete meses en el equipo y he hecho una buena preparación. Pero estoy bien clara en mis objetivos: voy a este Mundial en busca de experiencia, no de medallas. La técnica que más me gusta emplear en un combate es el sode-suni (de cadera). Veré cómo puedo aplicarla allá», aseguró Melissa.

Mientras, la incansable Driulis González fue categórica en sus declaraciones: «En los entrenamientos, hice diariamente mucho hincapié con todas en la importancia que reviste la concentración, porque a partir de ahí se desarrollan mejor las cosas. Además, les he hecho ver la importancia que tiene el kumi: visualizar y enfocar bien el objetivo.

«Ellas son, sin lugar a dudas, las niñas del próximo cuatrienio olímpico para el judo femenino cubano. Con dos o tres años más de trabajo, puede haber de todo con este trío. Yo quisiera que ahora, en Abu Dhabi, todas se desarrollen bien y hagan lo que les he enseñado aquí. Ah, y si viene una medalla, mucho mejor.

«Para mí, no hay ningún tipo de problema si todas ellas quieren ser creativas e intentan imponer algo de su cosecha personal. Pero yo les pido que no pierdan la atención en las indicaciones que les doy desde el lugar donde estoy ubicada, porque es algo que aprendí de mi eterno profesor Ronaldo Veitía», concluyó Driulis.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.