Cocodrilos a flote

El equipo de Matanzas pasó con éxito el primero de los tres exámenes ante los vigentes monarcas avileños y se encamina hacia la clasificación

Autor:

Raiko Martín

La tensión llegó a máximos a la altura del noveno episodio, pro el relevista Alexander Rodríguez logró dominar a José Adolis García con el empate a 90 pies del home, y de esa forma la novena matancera consiguió un importante triunfo sobre Ciego de Ávila que le despejan un poco más el camino a la clasificación en la presente temporada beisbolera.

El partido se puso cuesta arriba muy temprano para los dirigidos por Víctor Mesa, pues la visita arremetió contra los envíos de Yoandry Ruiz. Después de dos outs el antesalista Yandris Cantó pifió, y el doblete del enmascarado Osvaldo Vázquez empujó las dos primeras anotaciones del juego.

Pero el graderío del Victoria de Girón se animó en el cierre de esa misma primera entrada cuando el imparable de Yurisbel Gracial propició el descuento. Dachel Duquesne, la elección de Roger Machado, no estuvo fino. Su lanzamiento escapado en el cuarto episodio abrió las puertas del empate, y una entrada un hit permitido a Ariel Sánchez propulsó la ventaja local, aumentada en el sexto, pero ya con el relevista Yadir Rabí en la lomita.

Con ese resultado, los Cocodrilos siguen demostrando su frenético cierre en el calendario clasificatorio, pues ha sabido salir airoso de complicados compromisos frente a Pinar del Río e Industriales, en ambos casos jugando fuera de casa.

Arrastrando la quijada

Aprovecho entonces este espacio para, pase lo que pase en lo que resta del calendario —incluido lo que ha de recuperarse— reconocer lo hecho por dos equipos que a más de uno tienen con la boca abierta. Porque, al menos para este redactor, las prestaciones de Pinar del Río y Cienfuegos están por encima de lo esperado. Y me explico.

Antes de romper hostilidades mencioné entre mis ocho candidatos al segundo tramo a la novena pinareña, pero la imaginé por estos días enrolada en la batalla cuerpo a cuerpo por los últimos cupos disponibles. Y ahí está, a pesar de los muchos pleitos pendientes, anclada en el cuarto puesto y cerca de certificar sus pasajes. Le quedan par de subseries en casa, donde exhiben un balance de 11 triunfos y solo tres reveses, lo que hace más fácil el resto del camino

Todos conocen de la «sangría» sufrida por la tropa vueltabajera, extendida lamentablemente hasta el puente de mando. Sin embargo, los ahora discípulos de Jorge Gallardo han cerrado filas en torno a su staff de lanzadores —el mejor del torneo con PCL de 2.79—, y con ofensiva y defensa por encima de la media del torneo hoy conforman uno de los equipos con más posibilidades para sobrevivir al corte. Incluso, puede ser que cuando recuperen lo aplazado de su calendario terminen muy cerca de la cima.

El caso de los cienfuegueros es más llamativo aun, pues arrancaron con más sueños que posibilidades. Los Elefantes han fabricado en el día a día su oportunidad de convertirse en el elenco revelación, y lo más sobresaliente es que lo han hecho a partir de una plantilla notablemente inexperta. Algunos podrán decir que la entrada de Norberto González ha oxigenado sus aspiraciones, y algo tienen de razón. Pero el estelar zurdo solo ha firmado cuatro de las 19 victorias sureñas antes de los duelos de anoche, así que el resto del equipo es responsable de buena parte del mérito.

Tal vez no lleguen a buen puerto, por más que los compromisos que les restan sean frente a Sancti Spíritus y Mayabeque, rivales que no parecen demasiado incómodos. Sin embargo, han demostrado que se puede armar un equipo competitivo a partir del trabajo con los más jóvenes, una apuesta que generalmente es a más largo plazo, aunque cuando se hace con acierto rinde mejores y más duraderos frutos.

Y no quiero terminar estas líneas sin referirme a los tuneros, a pesar de haber caído el día después de ser anunciado su premio como organizadores del próximo Juego de las Estrellas. A los Leñadores, no obstante a su historia más reciente, los tuve en cuenta en mis pronósticos, y no me han hecho quedar mal, pues sin generar mucho alboroto marchan en la vanguardia.

Este miércoles cedieron frente a unos Piratas pineros que no tienen mucho margen de maniobra si quieren repetir la heroicidad de hace un año. El doblete del ahora artemiseño Yohandry Urgellés frente a los envíos del zurdo Yudiel Rodríguez sentenció su derrota, pero solo una verdadera catástrofe en lo que les queda de trayecto acabaría con sus opciones. Y llegado el momento de elegir refuerzos, si Ermidelio Urrutia se desenvuelve con inteligencia, será otro equipo que pudiera seguir asombrando antes del final de la campaña.

 

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.