Con gasolina en el tanque

Matanzas —termine barriendo o no a los Tigres avileños en el juego que se celebra al cierre— ha hecho méritos suficientes para elevar su estatura

Autor:

Raiko Martín

La grandeza de los equipos se mide también por su capacidad de sobreponerse en los momentos difíciles, y en ese acápite Matanzas —termine barriendo o no a los Tigres avileños en el juego que se celebra al cierre— ha hecho méritos suficientes para elevar su estatura.

Es un hecho que los tantos juegos suspendidos tendrán que jugarse al regreso del torneo Premier 12 y el suspenso en torno a los últimos boletos disponibles para la segunda vuelta se extienda hasta entonces, pero a pesar de esto, es altamente probable que los Cocodrilos no necesiten tanta espera para flotar tranquilos.

Su gran virtud ha sido demostrar que guardaban gasolina suficiente en el tanque para avanzar en medio del campo de minas que representaban los duelos consecutivos contra Pinar del Río, Industriales y Ciego de Ávila, frente a los cuales podían conseguir, al menos, seis triunfos de nueve posibles.

Otro elenco obligado a sacar sus reservas ha sido el de los Piratas pineros, que este viernes completó una necesaria barrida sobre Las Tunas, con lechada incluida. Entre las cosas llamativas está el hecho de haberlo logrado fuera de casa, donde hasta ahora pierden casi el doble de lo que ganan.

Bien librados salieron ahora Yunier Gamboa y Danny Aguilera, pues los Leñadores conectaron una decena de imparables, pero dejaron a 12 corredores en circulación.

También con un impresionante acelerón venían los holguineros, quienes tenían la escoba lista para pasarla sobre el diamante del santiaguero parque Guillermón Moncada cuando apareció la lluvia. Sin hacer mucho ruido, los Cachorros han mordido en 11 de sus últimos 13 compromisos, pero necesitan al menos par de triunfos más  para su tranquilidad.

En el extremo contrario se colocaron por estos días los combativos Elefantes cienfuegueros, quienes terminaron cayendo en la trampa de los Gallos espirituanos. La tercera derrota seguida a orillas del Yayabo comprometió seriamente las aspiraciones de un joven equipo sureño que hasta el momento había impresionado por su capacidad  para encarar a los rivales más duros.

En otro resultado vespertino, Industriales aseguró la presencia en el segundo tramo al sumar su triunfo número 28, algo que los convirtió, al menos por unas horas, en el equipo más ganador del torneo. Ahora se aprovechó de la eliminada tropa agramontina, que apenas pudo burlar la lechada.

Para apuntalar el triunfo los capitalinos facturaron nueve productivos imparables, entre ellos los dos vuelacercas de Lourdes Yunielki Gourriel, aunque estos nunca encontraron a ningún compañero en base.

Por último, Villa Clara aseguró la subserie frente a la sotanera representación de Mayabeque, gracias a una buena apertura de Yasmani Hernández Rojas y a un ataque de diez imparables, incluidos los dobletes de Lázaro Ramírez, Norel González, Yurién Vizcaíno y Yulexis La Rosa.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.