Domada la bestia

El ajustado triunfo sobre Holanda permite al equipo cubano relanzar su candidatura al liderazgo del grupo A en el torneo Premier 12 que se disputa en Taipéi de China

Autor:

Raiko Martín

En un ejercicio de puro exorcismo, el equipo cubano se sacudió los peores temores y ahora, certificado el aliviador triunfo frente a Holanda, el resto del camino a la clasificación —que al cierre tenía a Puerto Rico como primera parada— parece menos peligroso.

Sirvió este Premier 12 para domesticar a la bestia de tantas pesadillas en torneos de primer nivel, y quizá también para confirmar que este grupo de jugadores, con todas las carencias que podamos señalarle, puede firmar partidos memorables.

Eso no quiere decir que haya sido fabuloso su despliegue frente a los Tulipanes, porque aún no aparece un abridor fiable, porque «envenena» pensar en el par de balk que les hicieron parecer colegiales, porque algunos errores tangibles y mentales siguen costando lo que cuestan. Pero el grupo supo soportar la presión psicológica y el ataque mejoró notablemente, sobre todo el de figuras que necesitan ser pilares de esta historia.

Lo primero a reconocer, por ser punto de partida, es el acertado movimiento de algunas piezas para desatascar la maquinaria. Enseguida se notó, por más que sobre la lomita enemiga estuviera un hombre con el calibre de Jair Jurrjens, probado donde se prueban los más grandes. Doblete de Alexander Malleta, hit de Yosvani Alarcón y elevado de sacrificio salido del bate de Stayler Hernández, fueron los primeros indicios, mas no los únicos.

Los mejores llegaron en el sexto episodio, cuando ya el abridor Frank Montieth había sido aniquilado por el vuelacercas de Zarraga y se perdía por tres. Ahí apareció el esperado protagonismo de pesos pesados como Yulieski Gourriel y Alfredo Despaigne, pero también de un debutante como Stayler, quien estuvo para contar cuán épico fue su primer cuadrangular con la camisa de las cuatro letras.

Sin dudas, cada resultado en un deporte como este es una obra colectiva, y esta no se hubiese podido conseguir sin los aportes de Miguel Lahera, Frank Camilo o el menor de los Gourriel, cuyo fildeo de última hora fue el mejor y más espectacular colofón que podía tener un duelo tan trascendental. Pero puesto a elegir nombres, se me antojan los asteriscos para desempeños como los de Alarcón y José Ángel García, este último el ángel del triunfo.

Porque si bien el enmascarado tunero le puso rostro al imparable dorado del partido, lo del apagafuego de Guanajay fue sublime. Algo tarde, pero al fin, le llegó el momento de demostrar cuánto puede aportar a la causa, y que a su leyenda como taponero le queda espacio para nuevos capítulos, dentro y fuera de casa.

Hasta aquí es inevitable cierta euforia, porque boricuas, anfitriones e italianos parecen más accesibles, pero sería inteligente valorarlo todo en su justa medida.

El éxito frente a Holanda devuelve al equipo cubano la posibilidad de pelear la cima de la llave, pero además una confianza en sus innatas capacidades para nadar a contracorriente, lastrada por tantos sinsabores cercanos. Con tanto por recuperar, el camino seguirá exigiendo máxima concentración y entrega, porque Holanda era una bestia, pero no el único demonio que se nos cruzará en este reino.

Diablos Aztecas

Aun sin ganar, el equipo mexicano volvió a ser noticia en este Premier 12, pues nada más y nada menos que el elenco de Japón, el más cotizado de los favoritos, necesitó un esfuerzo supremo para someterlos con ventaja mínima de 6-5.

La nación de los aztecas, inmersa en una crisis institucional de su béisbol, envió a esta cita a un grupo armado sobre la hora y de escasas credenciales, pero lejos de desentonar, siguen sacando los colores a sus rivales. Ahora le conectaron un total de 13 imparables al profundo pitcheo nipón —cinco de ellos a Kenta Maeda, último premio Sawumura de la liga profesional japonesa— y solo claudicaron cuando un imparable de Nakata los dejó tendidos sobre el terreno.

También en el grupo B llamó la atención la victoria por 7-5 de Venezuela sobre Estados Unidos, mientras que la selección de Corea del Sur respondió a la blanqueada sufrida en su debut con un soberano castigo de 10-1 al staff de lanzadores de República Dominicana.

En los resultados de la otra llave, Canadá conservó el invicto con un cerrado triunfo de 2-0 sobre la novena de Puerto Rico, al tiempo que los anfitriones aprovecharon su cruce con la novena italiana para marcar su primera cruz en el casillero de triunfos con una favorable pizarra de 7-1.

Antes de los partidos correspondientes a este jueves, la tabla de posiciones era la siguiente: Grupo A: 1. CAN (2-0), 2. PRI (1-1), 3. TPE (1-1), 4. Holanda (1-1), 5. Cuba (1-1), 6. Italia (0-2); Grupo B: 1. Japón (2-0), 2. Estados Unidos (1-1), 3. KOR (1-1), 4. MEX (1-1), 5. VEN (1-1), 6. RDO (0-2)

Estadio Intercontinental C H E
Cuba 0 1 0
0
0
4 0 1
0
6
11
1
Holanda 0 0
2
2
0
1
0 0 0 5
10 0

Ganó: José Ángel García Perdió: Juan Carlos Sulbarán HR: Shawn Zarraga (Holanda), Stayler Hernández (Cuba)

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.