El rey no quiso la reina

El tramo más largo de este giro concluyó, por primera vez, sin Diego Tamayo como ganador. Entre las damas, la cubana Olga Echenique es ahora la líder de la general para damas

Autor:

Norland Rosendo

VIÑALES, Pinar del Río.— Desde el primer pedalazo, los 127 ciclistas que tomaron este martes la largada para la tercera etapa del Titan Tropic tuvieron que poner «la primera velocidad». Se dieron de bruces con la loma de Soroa, una pendiente muy empinada de cerca de dos kilómetros que les sacó el sudor antes de tiempo.

Así comenzó el tramo más largo de este giro, un segmento de 119 kilómetros entre Soroa y Viñales, que concluyó, por primera vez, sin Diego Tamayo como ganador. Pero  el colombiano hizo el mismo tiempo del vencedor y conservó su camiseta naranja de líder.

Tamayo se había confabulado, igual que el día antes, con el jovenzuelo Roberto Bou para fugarse del pelotón desde los primeros compases de la carrera. Sabía que el cubano José Mojica se les iba a pegar y una coordinada estrategia entre los dos reduciría al mínimo las oportunidades del anfitrión en la etapa reina.

Mojica no aguantó el ritmo. Resistió, pero no pudo. Anduvo solo un largo trayecto, y en este tipo de vueltas la soledad no es buena consejera. Ya exhausto, también lo rebasaron los españoles José Luis Carrasco e Ibon Zugasti, que iban como dos locos a la caza de los escapados.

Carrasco y Zugasti no dejaron de pedalear hasta que se engancharon con los punteros cuando faltaban menos de 20 kilómetros. Y así rodaron los cuatro, entre mogotes y vegueríos, tras dejar a sus espaldas las cuestas brutales y los ríos embravecidos de la primera parte del trazado.

Luego Roberto se zafó. Ya había cumplido con su parte en la alianza con Tamayo, y a este nadie le podría arrebatar la camiseta naranja. Faltaba poco para la meta y las energías eran solo las suficientes para llegar. Un sprint, ni pensarlo, no había fuerzas.

Para que no fuera el mismo final de la segunda jornada, Tamayo y Carrasco «permutaron» en el orden. El colombiano le cedió la vanguardia al andaluz. Pero Zugasti no entró en el juego y repitió por tercera vez consecutiva el segundo puesto. Los tres hicieron idéntico tiempo: 4:16.36 horas.

Carrasco, de 33 años de edad, sintió que el éxito fue una recompensa. Se cayó tres veces en el barro ayer y no pudo disfrutar del paisaje cuando estuvieron a unos metros de las nubes. Lo suyo, como la ranchera, era solo rodar y rodar…

Al final, todos los cubanos entraron entre los primeros 15 y como equipo aparecen en el segundo lugar general. Mojica cruzó quinto, a 11.52 minutos. Yasmani Balmaceda y César Rodríguez fueron séptimo y octavos, respectivamente, ambos a 22.42 minutos.

En la clasificación general individual, tras Tamayo (9:39.01 horas), siguen Zugasti, a solo medio minuto de diferencia, y Carrasco, a 3.38 minutos. Mojica bajó al quinto, a 22.06 minutos.

Entre las damas, Olga Echenique, de Jagüey Grande, sigue honrando el «apellido» de su pueblo matancero y entró «mano a mano» con la española Mireia Barbera. Aunque ambas registraron 6:12.58 horas, la extranjera sacó un rayo de ventaja en la línea de sentencia.

Olga es ahora la líder de la general para damas, con acumulado de 13:48.44 horas. Mientras, Danai Martínez tuvo un mal día y marcha cuarta, a 21.25 minutos de su compatriota.

Hoy se cumplirá la penúltima etapa, que comprende 73 kilómetros alrededor de Viñales.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.