Nos vemos en la playa - Deporte

Nos vemos en la playa

Olga Echenique sigue siendo lo más notable por Cuba. Con agujeros en el uniforme, huellas que confirman lo duro de la etapa y del giro en sí, la muchacha de Jaguey Grande pasó por debajo del arco de meta a las 4:25.28 horas, poco más de dos minutos después que la española Mireia Barbera

Autor:

Norland Rosendo

Viñales, Pinar del Río.— Desde el Mirador, auxiliado por los prismáticos, se ven como punticos en movimiento. Después de atravesar uno de los valles más bellos de Cuba, los ciclistas han perdido el color inicial de sus uniformes. Ya todos visten de barro.

Ha sido tan severo ese tramo de la cuarta etapa corrida este miércoles, que bien puesto tiene el nombre del sitio por el cual comenzó la travesía de unos cuatro kilómetros —según los lugareños—: Alto el Calvario. Varias bicicletas se averiaron, otras dejaron de rodar por la cantidad de fango en las ruedas, la cadena o el cambio.

Vencido ese segmento, ya los punteros se iban perfilando. Luego siguieron transitando por senderos con lodo. Aún quedaban «travesuras», rejuegos tácticos, pero nada que alterara la clasificación individual general en uno y otro sexos.

Olga Echenique sigue siendo lo más notable por Cuba. Con agujeros en el uniforme, huellas que confirman lo duro de la etapa y del giro en sí, la muchacha de Jaguey Grande pasó por debajo del arco de meta a las 4:25.28 horas, poco más de dos minutos después que la española Mireia Barbera. No obstante, la anfitriona conservó su camiseta azul de líder entre las féminas.

Al andaluz José Luis Carrasco le ha gustado Viñales; por segundo día consecutivo ha ganado la etapa. «En el Titan Desert nunca lo he podido hacer, aunque estuve cerca una vez».

Sin embargo, no pudo descontar la brecha que lo separa del colombiano Diego Tamayo, quien entró a la meta junto con él, ambos con tiempo de 3:07.29. El español Ibon Zugasti, que había sido la sombra de Tamayo todo el tiempo, se quedó 40 segundos por detrás esta vez.

Por los locales, Álvaro Soca tuvo un buen arranque ayer. Pasó primero por el Mirador, con los «monstruos» soplándole en la nuca. El joven de Ceiba del Agua, en Artemisa, cruzó la meta 3:09.22 horas después de la salida. «Esta fue la etapa más técnica, estoy muy contento con lo que hice».

Tamayo se puso el primer día la camiseta naranja y no la ha cedido nunca, tras 12:46.31 horas de andanzas por estos parajes. Zugasti anda a 1.10 minutos, y Carrasco a 3.58 minutos. Los demás han quedado más rezagados. El mejor cubano es José Mojica, en el sexto lugar, a 39.24 minutos del líder. César Rodríguez y Soca también están en el top ten.

Hoy se sabrá quién es el ganador de la primera edición de la Titan Tropic, y no se descarta que alguno de los que le puede arrebatar la camiseta de líder al cafetero se aventure a una locura.

Zugasti no parece ser. «Lo mío es disfrutar, y lo he hecho. Hoy (ayer) me he dado una caída muy fea en el fango. Lo que quiero es tratar de que no me pase nada. Lo otro lo pensaré esta noche».

Mientras, Tamayo no se acomoda en la ventaja parcial, aunque sabe que el cierre de la competencia será sobre una superficie que le es muy familiar. «Yo gané el Titan Desert 2015 y allí todo es arena».

En la playa de Cayo Jutías, después de pedalear 68 kilómetros, se acabará toda la expectativa.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.