La mejor tajada

Vista la selección de los 40 jugadores de refuerzo, serán los resultados, los únicos que arrojarán luz sobre la efectividad de cada mánager a la hora de elegir

Autor:

Raiko Martín

Vista la selección de los 40 jugadores que, a partes iguales, reforzarán a los ocho candidatos al trono del béisbol cubano, se impone un análisis más reposado de lo sucedido durante la noche del pasado miércoles.

Vale aclarar que cualquier reflexión de este tipo es apenas un acercamiento al tema, pues los resultados serán los únicos que arrojarán luz sobre la efectividad de cada mánager a la hora de elegir, algo que se ha convertido en un arte que combina recopilación de datos, estudio, valoración y algo de suerte.

Hay que ser consciente de que cada estratega basa sus decisiones en varios parámetros que van desde el historial hasta la simpatía, pasando por el rendimiento, las características individuales, las motivaciones y el compromiso.

No obstante, me llamó la atención como José Luis Rodríguez, el timonel de los Piratas pineros, dejara pasar la opción de incorporar a Freddy Asiel Álvarez, por más que fuera evidente la necesidad de reforzar la línea central, y que el guantanamero Julio Pablo Martínez, uno de los mejores en su posición, haya aportado muchísimo en calidad de refuerzo al subtítulo conquistado hace un año. El diestro villaclareño, en circunstancias normales, pudiera aportarles no pocos triunfos y eso es una gran garantía para los tiempos por venir. Pero como ya intentamos decir, sus razones tendrá.

En la misma cuerda, también me sorprendió que a Víctor Mesa no le temblara la mano para incorporar al muchacho de Sierra Morena, teniendo en cuenta los antecedentes y lo que estos pudieran causar en el banco de los Cocodrilos. No obstante, todos sabemos que el ahora director matancero no se caracteriza por eludir los riesgos, y la movida puede terminar siendo una enorme prueba de madurez y profesionalidad en todos los sentidos.

En cuanto al desaguisado en torno a Jorge Luis Barcelán, creo pertinente decir que el asunto no debió llegar a las cámaras. Un día antes, la prensa tuvo acceso al listado de todos los jugadores elegibles —el mayabequense no estaba incluido—, y aunque no puedo asegurarlo, la lógica me hace inclinarme a pensar que todos los mánagers tenían «la bolsa» en las manos. Valdría la pena revisar estos detalles antes de salir al aire.

En sentido general, y teniendo en cuenta el menguado atractivo de la oferta, pudiera decirse que la más reciente selección fue bastante coherente y casi todos salieron bien parados del trance. Sin desconocer las buenas elecciones de Pinar del Río, Matanzas o Ciego de Ávila —siempre será menos complicado reforzar el mejor equipo libra por libra del torneo—, puesto a elegir me quedo con lo hecho por el holguinero Noelvis Hernández y sus colaboradores. Mirado con lupa, lograron una mezcla entre prioridades, suerte, agudeza y buen criterio, para sumar piezas que redondean una nómina ahora mucho más competitiva.

No quiere decir esto que hayan llegado a la categoría de trabuco, y por tanto siguen sin ser favoritos, pero sin dudas los Cachorros mordieron una buena tajada.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.