Temporada de cocodrilos - Deporte

Temporada de cocodrilos

Desde que arrancó el segundo tramo de la campaña, los Cocodrilos han alcanzado seis éxitos en ocho presentaciones

Autor:

Raiko Martín

Si hay un equipo que ha sacado muy buen provecho a la reanudación de las hostilidades, ese es el de Matanzas. Desde que arrancó el segundo tramo de la campaña, los Cocodrilos han alcanzado seis éxitos en ocho presentaciones, el último de ellos sumado antes del anochecer de este jueves y otra vez sometiendo a los vigentes monarcas de Ciego de Ávila. Así, sin hacer mucho ruido, van dejando atrás el desempeño trastabillante que puso en peligro su supervivencia, y con todo lo necesario para estabilizar el paso, vuelven a ser un peligro de cara a la lucha por el trono de la pelota cubana.

En su más reciente incursión, los dirigidos por Víctor Mesa tomaron temprana ventaja frente al diestro Vladimir García, quien sigue sin mostrar la forma exhibida en el primer tramo del torneo. Esta vez no pudo terminar el primer tercio del duelo al permitir cuatro anotaciones, tres de ellas limpias, con cuatro boletos regalados.

De tal forma, el puntal en la rotación de los Tigres encajó su segundo tropiezo en la fase, pero más preocupante es el alto .381 en el promedio ofensivo de los bateadores rivales y las siete carreras limpias por juego que marca su casillero. Estos discretos números se extienden al resto de los abridores avileños y se convierten en una de las causas principales de las cuatro derrotas sucesivas que han puesto en peligro su dominio en la tabla de posiciones.

Todo lo contrario ocurre en el bando yumurino, en el que cuatro de los cinco abridores utilizados hasta el momento trabajan para menos de 3.50 de PCL, y se reparten cinco de las victorias conseguidas hasta el momento. Y todo eso sin tener disponible al derecho Jonder Martínez, una de las referencias más sólidas del staff.

Gran parte de la responsabilidad en estos desempeños la tienen los serpentineros adquiridos como refuerzos. El villaclareño Freddy Asiel Álvarez ya tiene dos éxitos con la camiseta matancera, el santiaguero Danny Betancourt, uno, y a ellos se sumó ahora el espirituano Javier Vázquez, quien en seis entradas de actuación limitó a cinco imparables a la artillería rival, tres de ellos en el sexto capítulo, cuando la visita anotó sus dos únicas carreras.

Mientras, los Alazanes granmenses desperdiciaron una inmejorable oportunidad de poner la cima del escalafón a solo medio disparo, cuando no pudieron repetir el asedio al puerto de los Piratas pineros.

Los alumnos del experimentado Carlos Martí llegaron con mínima ventaja al octavo episodio, y todo parecía indicar que el relevista Juan Ramón Olivera se encaminaba a su décimo rescate para protagonizar un hecho bastante raro en el béisbol. De concretar el juego salvado, el diestro hubiese lanzado en cuatro partidos seguidos de su equipo, aunque con descanso intermedio para no violar el reglamento. Además, archivaría su tercer salvado en ese lapso, en el que también se anotaría un triunfo. Sin embargo, nada de eso sucedió.

En ese fatídico inning, el cañonazo de Rodmy Proenza a la pradera central emparejó las acciones. Un acto más tarde, ya con dos outs en el pizarrón, soportó tres hits seguidos, el último de ellos salido del bate de Rigoberto Gómez para dejar tendida a la visita sobre el diamante. ¡Así de sorprendente y caprichosa suele ser la pelota!

La bola se mueve

La visita de buena voluntad de algunos directivos y jugadores de las Grandes Ligas estadounidenses (MLB, por sus siglas en inglés) a Cuba hace una semana no fue el primer paso en el camino emprendido para estrechar vínculos con el béisbol cubano, según un reporte divulgado por la agencia Reuters.

El despacho revela la petición de esa organización al Gobierno de la nación norteña para obtener un permiso especial que posibilitaría la contratación de jugadores residentes en la Isla.

Añade la información que el bloqueo estadounidense impide que la MLB alcance cualquier acuerdo que genere dinero para Cuba, pero la Casa Blanca dice que el béisbol es un área en la que la Oficina de Control de Activos Extranjeros de Estados Unidos (OFAC, por su siglas en inglés) tiene autoridad para permitir un pacto.

Dan Halem, máximo responsable de la oficina legal de la MLB y uno de los altos cargos que visitaron recientemente Cuba, confirmó a la agencia noticiosa que la MLB aplicó para obtener la licencia de la OFAC —dependencia del Departamento del Tesoro— a principios del mes de junio, y que uno de los objetivos era la prioridad de «dar un camino legal y seguro para los peloteros de la Isla».

«Hay voluntad de nuestro Gobierno de poner fin al tráfico. La Casa Blanca se ha mostrado muy empática en ayudarnos a terminar con algunas prácticas abusivas», remarcó Halem, en referencia a los casos de tráfico de personas en las que se han visto algunos jugadores cubanos para llegar a las Grandes Ligas.

Por su parte, el director interino de la OFAC, John E. Smith, dijo que no podía comentar este caso, pero que en general su oficina «actúa en consulta con el Departamento de Estado y otras agencias del Gobierno para determinar si [autorizar transacciones] sería consistente con la política actual».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.