Tres rayas para los Tigres

Este miércoles, en el inicio de su visita a Matanzas, los Tigres de Ciego de Ávila capitularon por tercera ocasión consecutiva

Autor:

Raiko Martín

A estas alturas del campeonato, pocos dudan de que los vigentes monarcas de Ciego de Ávila no sean el equipo más completo de la campaña. Quizá por eso sorprenda un poco que los dirigidos por Roger Machado hayan encajado en casa —donde jugaron para un impresionante promedio de .800 durante la fase inicial— un tropiezo en la subserie particular con los Piratas de la Isla de la Juventud. Y que este miércoles, en el inicio de su visita a Matanzas, hayan capitulado por tercera ocasión consecutiva.

Fue el del Victoria de Girón un juego de amplia ofensiva pero parejo hasta el final del quinto episodio, cuando los dueños de casa dibujaron un racimo de cuatro anotaciones en el pizarrón, apoyados en cinco sencillos y un boleto frente a los relevistas Leorisbel Sánchez, Israel Sánchez y Yasmani Insua, todos llegados para reforzar el bullpen avileño.

Los Cocodrilos tuvieron una tarde bastante efectiva con el madero, pues sacaron buen provecho de sus 11 imparables. El antesalista Jefferson Delgado, quien conectó par de imparables en tres turnos, fue un verdadero incordio para el pitcheo rival al empujar cinco de las carreras de su equipo.

También bateado fue el grupo de tiradores locales, quienes soportaron la misma cantidad de cañonazos, entre ellos los vuelacercas de Rubén Valdés y Raúl González. Quien mejor parado salió fue Adrián Sosa, al espaciar tres imparables y soportar una sola anotación para apuntarse su quinto rescate de la campaña.

En el otro partido vespertino de la jornada, los Alazanes granmenses tuvieron que galopar fuerte para borrar una desventaja de dos carreras y salir airosos con una mínima diferencia de su primera incursión en la «cueva» de los filibusteros pineros.

Los locales abrieron fuego en el mismo primer episodio ante los envíos del zurdo Leandro Martínez, a quien el jovencito Ariel Hechevarría le conectó el primero de sus dos dobletes, una línea por el jardín izquierdo que sirvió para empujar una de las dos carreras.

La respuesta llegó en el cuarto acto cuando el abridor, Luis Manuel Suárez, regaló un boleto y soportó cuatro cohetazos antes de tener que ceder su puesto en el montículo. A partir de entonces se sucedieron ataques desde ambos bandos hasta que en la octava entrada, con el pleito equilibrado y el apagafuegos local Danny Aguilera instalado en la lomita, un error del jardinero izquierdo Geovany Díaz provocó la sentencia, anotada por el refuerzo agramontino Dayron Blanco.

Al final, César García necesitó la ayuda de Juan Ramón Olivera para sacar el último out del juego, y este dominó al camarero Dainier Gálvez en rolata a tercera base para apuntarse el salvamento e igualar con nueve al trío de serpentineros que lideraban ese departamento.

Con ese resultado, los dirigidos por Carlos Martí confirmaron su buen trote en lo que va del segundo tramo de campaña, en la que han ganado cinco de sus siete primeras presentaciones. Los pineros presentan ahora el mismo balance, pero inverso, y necesitan reaccionar para no perder temprano sus opciones de repetir puesto en la postemporada.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.