Cuando el bronce es mejor que la plata

Solo quedarán cinco vacantes, las cuales se repartirán en par de certámenes previstos de manera simultánea entre el 14 de mayo y el 5 de junio

Autor:

Norland Rosendo

Pudiera parecer un absurdo. Pero me atrevo a asegurar que el equipo que obtenga el metal bronceado en el preolímpico de voleibol masculino en Edmonton, Canadá, tiene más opciones de asistir a la cita estival de Río de Janeiro que aquel que secunde a los campeones.

Serán 12 las selecciones que busquen la gloria olímpica y ya tienen reservados sus puestos Estados Unidos, Italia, Argentina y el anfitrión Brasil. En unos días se sabrán los nombres de los ganadores de los torneos de la Norceca, Europa y África, respectivamente.

Entonces, solo quedarán cinco vacantes, las cuales se repartirán en par de certámenes previstos de manera simultánea entre el 14 de mayo y el 5 de junio.

Uno de ellos tendrá doble carácter: clasificatorio asiático y mundial a la vez. Allí estarán Japón, sede de la justa, más los tres equipos de ese continente mejor ubicados en el ranking del orbe en ese momento; también el segundo y tercer lugares del preolímpico de Europa y los subtitulares de Norceca y Sudamérica (Venezuela).

Entre esos ocho elencos se repartirán cuatro tiques. Como mínimo, uno es para Asia, que quedará en poder del plantel de esa región que logre el resultado más sobresaliente. Los demás elencos buscarán los otros tres pasaportes.

Vistos los cuatro semifinalistas del Continental europeo (Alemania, Polonia, Francia y Rusia), auguro que cualesquiera que sean los dos que estén en Japón tendrán las mayores probabilidades para continuar viaje a Río de Janeiro. O sea, que en esa justa, la posibilidad del subcampeón de la Norceca se reduce a la porfía con los tres asiáticos y los morochos.

Sin embargo, el último cupo olímpico se ofertará en un torneo al que asistirán el tercero de Sudamérica (Chile), el ocupante de similar puesto en Norceca y el segundo y tercero de África. Desde mi punto de vista, ahí las oportunidades son mayores para el asistente por nuestra región.

El sistema clasificatorio está diseñado para garantizar la mayor representatividad geográfica posible en las Olimpiadas, sin que falten los equipos de la élite.

Por lo pronto, esperemos que los cubanos se impongan en Edmonton, y si no, ya veremos dónde les tocará la repesca, porque dudo que queden cuartos, única alternativa para decirle adiós a Río de Janeiro.

Al cierre de esta edición, el equipo dirigido por Rodolfo Sánchez se impuso a Puerto Rico en tres sets y con igual pizarra los locales derrotaron a México. Hoy, en la segunda fecha del torneo Norceca, se efectuarán los duelos Cuba-México y Canadá-Puerto Rico.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.