Con el cabo del hacha

Antes de las subseries que finalizaron este viernes, la novena tunera había perdido cuatro pulsos consecutivos, y tres de ellos con pase de escoba incluido

Autor:

Raiko Martín

Desde que se instauró la vigente estructura, hace tres temporadas atrás, el elenco Las Tunas nunca había logrado superar el umbral de la primera fase. En todas esas campañas presentaron una nómina capaz en el papel, pero que ya sobre el diamante siempre quedaba en deuda. Sin embargo, ahora bajo el mando de Ermidelio Urrutia los Leñadores consiguieron la ansiada meta y sintieron en carne propia la posibilidad de un despegue que a todas luces parece postergarse.

Antes de las subseries que finalizaron este viernes, la novena tunera había perdido cuatro pulsos consecutivos, y tres de ellos con pase de escoba incluido. En ese lapso recibió un trío de lechadas y sumaron siete los partidos en los que anotaron menos de tres carreras. Sin duda, el bateo no ha sido su fuerte desde hace buen rato.

Sin embargo, en su más reciente presentación lograron ligar 11 imparables al pitcheo granmense, pero sobre todo aprovechar los errores del rival para sumar un triunfo que les permitió ganar su primera subserie desde hace casi un mes. La pifia inicial llegó en la misma apertura sobre un roletazo del adquirido Orlando Acebey, y ahí mismo se desató la tormenta que azoró a los Alazanes. A continuación, cuatro cañonazos, entre ellos par de vuelacercas, dibujaron un racimo de seis anotaciones, que a la postre hubiesen sido suficientes para el triunfo.

No obstante, los granmenses intentaron la remontada y no quedaron lejos de lograrla. Durante seis innings fueron bien controlados por los lanzamientos de Ubisney Bermúdez, a quien el cuadrangular de Carlos Benítez envió a las duchas. Siguieron facturando en el octavo y noveno episodios, mas quedaron cortos para cambiar la historia.

Sin duda, la actuación de Ubisney es un bálsamo para el alto mando tunero, pues el staff de abridores sigue lejos de la efectividad necesaria, pues son responsables de nueve de las 13 derrotas encajadas en el segundo tramo del torneo.

Con ese resultado, los vencederos lograron tomar algo de distancia con respecto al fondo de la tabla, donde se hundieron un poco más los vigentes subcampeones de la Isla de la Juventud. Los Piratas encajaron su quinto revés de forma consecutiva, otra vez en su puerto y devorados por unos Cocodrilos yumurinos que se niegan a abandonar la zona de clasificación para la postemporada.

Apenas una entrada duró el refuerzo espirituano Javier Vázquez sobre el box de los ganadores, pero Yoandry Ruiz y Yosvani Pérez se combinaron para conservar la ventaja conseguida por sus compañeros. El ex villaclareño permitió un solitario cuadrangular en el noveno acto y eso propició la entrada de Alexander Rodríguez para fijar su octavo salvamento, una cifra que no había alcanzado en sus más recientes campañas. Madero en mano, Yasiel Santoya llevó la voz cantante con par de estacazos de vuelta completa y tres empujadas a su cuenta.

Por su parte, las torrenciales precipitaciones que continúan afectando el occidente cubano obligaron a la suspensión del tercer duelo que Industriales y Pinar del Río tenían pactado en tierras de Vueltabajo.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.