Domadores «pasean» por Estambul

Los intransitables Domadores de Cuba se impusieron con su mejor arsenal técnico y les endosaron soberbia «pollona» de 5-0 a los Conquistadores de Turquía

Autor:

José Luis López

Un cómodo paseo por la vetusta ciudad de Estambul, fue el real saldo de los intransitables Domadores de Cuba, que impusieron su mejor arsenal técnico y les endosaron soberbia «pollona» de 5-0 a los Conquistadores de Turquía, al debutar en la VI Serie Mundial de Boxeo (WSB, por sus siglas en inglés), en la categoría C-2.

Ni el menor rezongo se oyó en el Complejo Deportivo Bagcilar, porque los cinco púgiles locales, carentes del más mínimo argumento boxístico, parecían un «blanco móvil» en el cual hicieron diana todos los jabs, ganchos y swinnes tirados por los cubanos. No supieron evadirlos y los jueces fueron fieles testigos de tamaño abuso.

En el boxeo escasean las casualidades, y siempre vence el púgil de mejor aval. Pero en Estambul, la fiesta de los guantes criollos llegó al extremo de que varios púgiles ganaron asaltos por votación de ¡10-8!, lo cual indica que el juez vio una soberana paliza.

El evidente «paseo» lo inició Frank Zaldívar (52), quien solo tenía una pelea en la pasada V WSB. El santiaguero no le permitió libertades a Ferhat Pehlivan, le conectó más y mejor, mostró superior reserva física y le dio tanto, que los jueces le tributaran justo y amplio veredicto de 3-0 (50-45 y doble 50-44).

Entonces, si el (casi) novato rubricó ese primer trámite, ¿qué esperaban los turcos en los cuatro restantes? Pues no podía ser otra cosa que una barrida sin contemplaciones.

En la segunda sonrisa, el triple campeón mundial Lázaro Álvarez (60) parecía que le pegaba a un «saco» en la Finca del Wajay, en su combate frente a Yasin Yilmaz, a quien le dio una clase magistral de boxeo en las tres distancias, sin apenas dejarlo respirar. Merecido 3-0 (doble 50-44 y 50-45).

Y de asegurar el triunfo se encargó el campeón olímpico Roniel Iglesias (69), quien no se apiadó del desconocido Serhat Guler y lo superó por 3-0 (triple 50-45). Fue letal su combinación de jab de derecha con gancho de izquierda, ante un rival que  mostró deseos… y nada más.

Entretanto, lo del triple monarca del orbe Julio César La Cruz (81) ocurre muy poco: la jueza argelina Kheira Sidi comprobó una superioridad tan manifiesta en el combate contra Mehmet Nadir Unal, que le concedió tres asaltos con votación de 10-8. El agramontino impuso siempre el ritmo de pelea, además de esperar el fallo del rival e ir al contraataque. «¿Cómo fue que bajó tanto la guardia y yo apenas lo pude tocar? Con eso habrá soñado Nadir y lo tendrá de tarea para la casa. Nótese el amplio pizarrón: 3-0 (doble 50-45 y 50-42).

Finalmente, el capitalino Yoandri Toirac (+91) bajó las cortinas del cartel con un nocaut técnico en el mismo primer round ante Bahram Muzaffer, tras pegarle potente gancho de izquierda en las costillas.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.