Reino para dos

Entre ceja y ceja tiene el GM Leinier Domínguez el título del Campeonato Nacional Masculino de Ajedrez, que se efectúa por estos días en la Academia José Raúl Capablanca, de Matanzas

Autor:

Javier Rodríguez Perera

Entre ceja y ceja tiene el GM Leinier Domínguez (2 775, Elo de rápidas) el título del Campeonato Nacional Masculino de Ajedrez. Muestra de que el mayabequense viene a por todas, es su actuación perfecta hasta el momento, pues en las cuatro partidas jugadas ha salido airoso, y las últimas dos fueron garantes para la obtención de uno de los dos puestos a la final de un torneo que se efectúa en la Academia José Raúl Capablanca, de Matanzas.

En la lid, que se disputa por el Sistema Nocaut (Wimbledon), nuestro principal hombre en el panorama de los trebejos venció en una de las pugnas por el pase a la discusión del título a su similar local Yusnel Bacallao (2 499), según la información brindada por la árbitro WFM Ivet Catalá. En la primera partida, Domínguez condujo las piezas blancas y el veredicto llegó después de 29 jugadas de una Defensa India de Dama; mientras en la segunda, Bacallao se apropió de los trebejos claros y no aprovechó esa ventaja, al caer en 58 lances de una Defensa Petrov.

A la espera de su rival quedó Leinier. El mismo salió del enfrentamiento entre el GM villaclareño Yuniesky Quesada (2 619) y su par santiaguero Lelys Martínez (2 583), con éxito a la cuenta del primero tras una batalla campal decidida en desempates. Sucede que Yuniesky, tercer tablero de Cuba, enfrentó el primer cotejo con las piezas oscuras y logró resolver una sonrisa en 45 jugadas de una Apertura Ruy López.

Posteriormente, el guion se repitió, pero de manera inversa. Lelys, con las negras, logró el empate mediante una Defensa Siciliana, variante Rossolimo, para así dejar la mesa servida a las dos partidas Blitz con el fin de decidir. A estas alturas, Quesada apretó el acelerador y se llevó a su bolsillo ambos cotejos, definidos en sendas Aperturas Españolas.

Hoy Cuba tendrá un nuevo titular nacional, pues el vigente monarca, el GM Isán Ortiz (2587), vio rota una cadena de tres reinados consecutivos, al caer en la apertura ante Lelys por 1,5-0,5. La balanza se inclina ante Leinier, por llevar las blancas en la primera partida, por ser el cuarto ajedrecista mejor rankeado del continente y por transitar de manera impecable su bregar en la justa. Sin embargo, Yuniesky es un atleta de cuidado, con carretera en el mundillo de los trebejos y podría aportar una de las sorpresas que ha atestiguado esta lid.

Bacallao y Lelys le darán vida a la discusión de la medalla de bronce, y el primero moverá el rey blanco.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.