Jans Carlo triunfó en Guantánamo

Como sucedió hace un año el tunero Jans Carlos Arias se impuso en la primera etapa de la nueva fiesta del ciclismo cubano, corrida sobre un circuito de 60 kilómetros en la cabecera de la más oriental de las provincias cubanas

Autor:

Norland Rosendo

GUANTÁNAMO. Igual que en 2015, el tunero Jans Carlos Arias desafió las altas temperaturas de esta región del oriente cubano y ganó el circuito de 60 kilómetros, con el cual quedó inaugurado el tercer Clásico Ciclístico que concluirá el día 28 en La Habana.

Jans Carlos se zafó en la cuarta vuelta del pelotón  e hizo el resto del trayecto acompañado solo por el ulular de las sirenas y el habanero Leandro Marcos. Ambos trabajaron juntos y entraron a la meta con crono de 1:18.39 horas. Llegaron a sacarles más de un minuto de diferencia a los demás participantes, que intentaron, infructuosamente, darles caza.

Entre los corredores que pedalearon con intensidad para neutralizar la fuga estaba el local Onel Santa Clara, que a la postre entró tercero (1:19.48), vitoreado por los miles de aficionados congregados a una y otra senda de la vía, con muy pocas sombrillas para el calor que estaba haciendo en la mañana de hoy. «Es que estamos habituados a este clima, yo no siento que el sol esté fuerte», me dijo una joven que estuvo todo el tiempo animando a los ciclistas guantanameros sin sudar una gota.

Jans Carlos, que siente aún molestias en su mano izquierda, tras una ligera lesión sufrida en enero mientras competía en el fortísimo Tour de San Luis, en Argentina, destacó el apoyo de Leandro Marcos: «Somos muy buenos amigos en lo personal y es un buen ciclista. Además quiero reconocer el aporte del entrenador Ramón Acosta, una bujía para mí».

Similares términos empleó el habanero para referirse al vencedor. «Jans Carlos es muy experimentado, supo controlar cada momento, disfruté el circuito y mi aspiración en el Clásico es ganar etapas».

Por su parte, el favorito para reeditar el triunfo en la clasificación individual general, el artemiseño José Mojica, estuvo todo el tiempo en el pelotón, consciente de que mañana será una etapa dura, con el ascenso a la Gran Piedra, en la cual él debe confirmar sus habilidades como escalador. «Hoy me fue bien, era lo que tenía previsto», comentó al término de las 27 vueltas que contemplaba el circuito.

Lamentablemente, no pudieron presentarse a la línea de salida los 90 pedalistas inscritos, pues siete de ellos fueron declarados no aptos en el último chequeo efectuado al grupo. El equipo más afectado es Matanzas con dos inhabilitados.

La segunda etapa partirá desde esta urbe y concluirá en la Gran Piedra, a más de 1 200 metros sobre el nivel del mar, uno de los parajes más espectaculares por los que pasará la caravana. O los que lleguen, porque no se descarta que algunos no puedan con tan empinado tramo.

Antes de arribar a ese paraje de la Sierra Maestra, tras 116 kilómetros de pedaleo, los corredores tendrán la posibilidad de ganar las metas volantes ubicadas en La Maya, Songo y frente al Cuartel Moncada, en la ciudad de Santiago de Cuba.

Ya comenzó a rodar por las carreteras cubanas el Clásico Ciclístico, con la esperanza de que pronto vuelva a ser la Vuelta a Cuba, aquel giro que llegó a contar con sobresalientes ruteros del mundo.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.