Messi al cuadrado

Messi tuvo que ponerse los galones para decidir un partido en el cual el Barça, a pesar de tener la pelota, no se mostró nada acertado en el primer tiempo y erró mucho en la salida

Autor:

José Luis López

Las estadísticas reflejaban que el delantero Lionel Messi jamás le había marcado un gol al portero Petr Cech, en seis partidos. Pero este martes, el Barcelona español superó por 2-0 al Arsenal inglés, con par de dianas del crack argentino —precisamente ante el arquero checo—, en partido de ida de octavos de final de la Liga de Campeones de Europa.

En el Emirates Stadium, de Londres, Messi tuvo que ponerse los galones para decidir un partido en el cual el Barça, a pesar de tener la pelota, no se mostró nada acertado en el primer tiempo y erró mucho en la salida. Sus volantes no se vieron ajustados en los pases y llegaron pocos balones con tino al letal tridente sudamericano integrado por Messi, Luis Suárez y Neymar. Y con el 0-0, se fueron al descanso.

Pero en el complementario, el nivel físico le pasó factura al cuadro inglés, y el Barça se acomodó más en la cancha para desnivelar el partido. Buscaron más los espacios… y los contraataques. En uno de esos, Luis Suárez y Neymar se conectaron y, a pura velocidad, quebraron la defensa rival. El brasileño asistió a Messi, quien remató cómodo en el minuto 71.

Aunque el Arsenal logró reaccionar y amenazó varias veces el arco defendido por Ter Stegen, el elenco azulgrana sentenció el duelo a siete minutos del final, cuando Messi fue derribado en área y cobró con acierto la pena máxima.

Con sus dos goles, el argentino llegó a 82 en competiciones europeas, en tanto Cristiano Ronaldo, delantero del Real Madrid, tiene 89.

En el otro partido de la jornada, celebrado en Turín, el Bayern Múnich alemán y la Juventus empataron 2-2 en un trepidante partido, en el que no hubo descanso durante los 90 minutos.

El primer tiempo fue un monólogo del cuadro germano timoneado por el español Pep Guardiola, y que encontró premio con las perforaciones de Thomas Müller (minuto 43) y  Arjen Robben (55).

Entonces, los anfitriones no tenían otra que irse al ataque y gracias a ello lograron equilibrar el pulso. Un fallo del Kimmich permitió el descuento de Paulo Dybala (63), mientras que en el minuto 76 Stefano Sturaro y Álvaro Morata —ambos entraron de cambio— se combinaron para que el primero firmara la igualdad.

No obstante, los dos goles del Bayern Múnich como visitador le dan cierta ventaja para el cotejo de vuelta en la Allianz Arena.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.