Raqueta enfocada hacia el Cristo Redentor

Lisi Castillo, la principal figura del tenis de mesa femenino cubano, ubica su mirada con total ambición en el Torneo Preolímpico de Santiago de Chile, que se efectuará del 1ro. al 3 de abril próximos

Autor:

Javier Rodríguez Perera

Lisi Castillo, la principal figura del tenis de mesa femenino cubano, ubica su mirada con total ambición en el Torneo Preolímpico de Santiago de Chile que se efectuará del 1ro. al 3 de abril próximo.

«Quiero hacer una buena preparación antes del clasificatorio de Chile, similar a la realizada en Perú», nos dijo en medio de uno de sus entrenamientos esta muchacha nacida en el municipio pinareño de Consolación del Sur el 4 de abril de 1985.

La tenimesista comentó que su base de entrenamiento en tierras peruanas, desde octubre del año pasado hasta el 23 de enero, fue muy provechosa, ya que la asimiló muy bien anímicamente y le ofreció la posibilidad de jugar varios torneos, además de prepararse con varones.

«Creo que estoy entre las favoritas para clasificar a Río de Janeiro. Es una lid bien fuerte, pero me veo con posibilidades, pues estoy entrenando fuerte y aspiro a dominar la zona», explicó quien llegó a la selección nacional con apenas 14 años.

Recientemente Lisi se sacó una espina enterrada por casi un año.  En la primera edición del Open Internacional de Tenis de Mesa de Yucatán no pudo proclamarse campeona y sin duda lo sintió. El pasado día 11 de febrero la segunda versión de esta justa cerró sus cortinas y la cubana emergió risueña en lo más encumbrado del podio.

La antillana se adueñó del oro al vencer en la final por 4-1 a su compatriota Idalys Lovet, y antes había doblegado a la experimentada colombiana de 26 años Paula Medina, con participación en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, en el Campeonato Mundial celebrado el pasado año en la ciudad china de Suzhou, y medallista de plata en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Veracruz 2014.

Sin embargo, en el doble femenino, Castillo y Lovet no frenaron el empuje de Medina y su paisana Lady Ruano, por lo que se conformaron con la segunda plaza, tras caer por 2-3. La otra nota de brillo para Cuba estuvo firmada por el capitalino Jorge Moisés Campo, subtitular en la rama varonil, tras ceder por 1-4 frente al brasileño Humberto Manhami.

«Me sentí muy motivada en esta competición porque participaron jugadoras de nivel como las colombianas y mexicanas. De modo general fue un buen torneo, me esforzé mucho para ganarle a rivales difíciles como la colombiana Medina, y por el título a mi compañera Idalys Lovet. Es un éxito importante en mi carrera, ya que el año pasado no alcancé la corona. Fue un gran medidor  para el próximo clasificatorio de Chile», expresó Castillo, quien tiene posibilidades de enrolarse en el futuro en la Liga de Alemania.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.