Con colmillos paternos

Los Lobos de Villa Clara se han aparecido en la selva del baloncesto cubano con unos colmillos que recuerdan a los de sus «padres»

Autor:

Norland Rosendo

Primero clasificaron para la Liga Superior de Baloncesto (LSB), lo que ya era un buen resultado; luego, se incluyeron entre los cuatro finalistas, con lo cual dejaron mal parados a la mayoría de los que viven de hacer pronósticos. Algunos de ellos, incluso, llegaron a decir públicamente que iban a ser manjar para los «grandes».

Pero estos Lobos de Villa Clara se han aparecido en la selva del baloncesto cubano con unos colmillos que recuerdan a los de sus «padres». Tras asegurar su boleto a la semifinal de la Liga, JR conversó con Carlos Valle, el jefe de la manada, quien fuera uno de los jugadores de la época dorada de ese deporte en la central provincia.

—¿Cuál es la principal virtud de este equipo?

—Considero que lo más importante ha sido trabajar en colectivo, la armonía entre los experimentados y los jóvenes, ese sentido de integración y de jugar por el bien del conjunto.

—Han tenido en Andy Boffil al líder del quinteto, ¿a quiénes más destacaría en estos momentos?

—Indudablemente, Boffil es un jugador clave en el Villa Clara; pero todos de una manera u otra han contribuido a la clasificación, primero para la Liga Superior, y ahora para los play off. No obstante, no puedo dejar de mencionar a Osvaldo Pérez, Yoel Cubilla, Raúl Abreu y Didier González.

—En cancha, ¿en qué aspecto basa su juego el equipo?

—Nuestra principal fortaleza está en la ofensiva, con mucha frecuencia marcamos más de 80 puntos; aunque no descuidamos la defensa, sobre todo la personal, que es la que mejores resultados nos ha dado.

—¿Y en relación con el cobro de los tiros libres?

—Ese es uno de los problemas nuestros; le dedicamos tiempo en los entrenamientos, pero todavía no tenemos la efectividad requerida.

—¿Cómo valora la calidad de la LSB?

—Hay mucha juventud, y eso es bueno para el futuro. Sin embargo, no podemos negar que esta Liga no está a la altura de otros años, y hay que seguir trabajando para que vuelva a ser el espectáculo deportivo que fue en otros tiempos.

—Les han tocado como rivales los Búfalos avileños, el equipo de mejores resultados en los últimos años.

—Los Búfalos son un gran equipo, de eso no hay dudas, pero vamos a seguir dando pelea y demostrar que estos Lobos pueden llegar a ser como aquellos que tanto brillaron en el baloncesto cubano del siglo XX.

—Me cuentan que hay muchas expectativas en los aficionados villaclareños…

—Al principio iba poca gente a vernos a la Sala Amistad, de Santa Clara, pero en la medida en que fuimos ganando juegos, la afición nos ha respaldado más, y queremos seguir dándoles alegría.

—Se percibe que este es un equipo de futuro…

—Sí, es un conjunto de muchas perspectivas; el trabajo que estamos desarrollando tiene el propósito de contribuir a que los jóvenes sigan madurando en todos los aspectos de juego. Para el 2017 queremos tener los colmillos tan afilados como los de los Lobos de los años 90 del siglo pasado.

La última vez que un quinteto masculino de Villa Clara estuvo en una LSB fue en la temporada de 2012-2013, cuando quedaron en el fondo de la tabla de posiciones, con balance de cinco éxitos y 23 derrotas, y desde 2004-2005 no suben a un podio, ocasión en la que se colgaron las medallas de bronce.

Según los numeritos de nuestro estadístico, Benigno Daquinta, ya aseguraron, por lo menos, la segunda mejor actuación en la última década. ¿Será la hora de un aullido mayor?

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.