Pared polaca

La complejidad del desafío ante el polaco Adrian Dziolko fue tal para Osleni Guerrero, que no pudo derribar la barrera impuesta por el polaco, quien lo derrotó sin grandes dificultades en dos parciales (21-9, 21-17)

Autor:

Javier Rodríguez Perera

Como se había vaticinado, fue atractivo el encuentro de cuartos de final que sostuvo este sábado el cubano Osleni Guerrero (58 del listado universal) ante el polaco Adrian Dziolko (71) en la versión 31 de la Copa Internacional de Sao Paulo de bádminton, dado que era el primer partido entre ambos. Además, se pronosticó que no sería fácil para el nuestro, debido a que solo le lleva 13 puestos de superioridad en el ranking mundial al europeo.

La complejidad del desafío fue tal para Osleni, que no pudo derribar la barrera impuesta por el polaco, quien lo derrotó sin grandes dificultades en dos parciales (21-9, 21-17), en el choque más rápido de esta ronda del single masculino, transcurrido en apenas 27 minutos.

Osleni, vía digital, declaró que no fue un encuentro bueno para él, debido a que tuvo muchos fallos y no pudo controlar sus errores, todo lo contrario de su rival, el cual aprovechó su mayor estatura y sacó ventaja en el control del centro del terreno y en su alcance.

Según Guerrero, llegar hasta la instancia de cuartos de final le reportó una ganancia de 2 200 puntos para la clasificación olímpica, la cual se pone cada vez más candente. Enfocado en esa línea competitiva, el habanero regresará a Cuba, donde estará hasta el próximo miércoles, día que viajará hasta Jamaica, para debutar el jueves en su quinto torneo del año, la International Serie de esa nación caribeña.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.