Titan Desert: aventura entre la loma y el desierto

La ciclista cubana Olga Echenique anda por estos días «filmando una aventura» sobre ruedas en el desierto marroquí

Autor:

Norland Rosendo

La ciclista cubana Olga Echenique anda por estos días «filmando una aventura» sobre ruedas en el desierto marroquí. Invitada a la oncena edición del Titan Desert, la muchacha de Matanzas ya ha corrido dos etapas, y en la segunda, este lunes, exhibió sus potencialidades para el Mountain Bike, incluso en las condiciones más exigentes, como es esta competencia-espectáculo, al entrar en el décimo lugar entre las mujeres y por delante de 87 varones.

Olga, ganadora entre las damas del Titan Tropic (TT) corrido en diciembre pasado en el occidente cubano, debutó el domingo, curiosamente, con el mismo percance de la TT: una pérdida en el trayecto, que le costó pedalear casi 50 kilómetros más de lo previsto, a pesar de disponer de un GPS, «pero esto es muy difícil», me comentó desde la sede el comisionado nacional de ciclismo, Héctor Ruiz.

Con ese extravío fue la última mujer en cruzar por la meta, sin embargo, y para consuelo de ella, no fue la última atleta, pues más de una decena de hombres registraron un tiempo superior a los 8:48.12 horas de la cubana.

Ayer, Olga mejoró el paso y cruzó por la línea de sentencia a las 7:20.29 horas de haber salido. Con acumulado de 16:08.33 horas, está en el lugar 14 del listado femenino, que lidera Ramona Gabriel Batalla (10:21.47), ganadora de ambos tramos iniciales.

Sobre la segunda jornada, Héctor Ruiz nos explicó que «fue un día muy frío para Olga y con muchas dificultades, además le dieron calambres del esfuerzo del primer día y se cayó, pero no fue grave. A pesar de todo, entró mejor y ganó en confianza en ese tipo de terreno».

En la clasificación general masculina, un conocido de los cubanos, el campeón de las dos Titan de 2015: la del desierto y la tropical, el colombiano Diego Alejandro Tamayo, arrancó de líder el domingo, pero este martes fue víctima de una fuga de 70 kilómetros protagonizada por otro que estuvo aquí en diciembre, el español José Luis Carrasco, acompañado por su coterráneo Guillem Muñoz, quienes se repartieron los dos premios «gordos»; el primero comanda ahora la carrera con 2:43 minutos de ventaja, y el segundo se adjudicó la etapa, tras 4:57.05 horas dando ruedas.

Sin embargo, Carrasco reconoció en una nota publicada en el sitio oficial del giro que «será difícil mantener el maillot rojo, ya que el desierto será una incógnita y cambiamos totalmente el terreno. El paso de dunas será muy difícil», añadió.

Los dos primeros tramos competitivos contemplaron alturas próximas a los 2 000 metros sobre el nivel del mar, con zonas boscosas de alta montaña en las que abundaban los cedros, y entre ambas sumaron 243 kilómetros con salida y meta en la ciudad de Ifrane, capital de la provincia marroquí de igual nombre.

Al término de la segunda jornada, 353 pedalistas, entre ellos, 17 mujeres, mantienen las aspiraciones de completar las seis etapas del giro. Hoy es fecha de traslado y mañana el Titan Desert se correrá por el escenario para el que originalmente fue concebido: el desierto.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.