Tostados, pero felices

Dupla cubana conserva el invicto y se impone en los cuartos de final de la sexta parada del circuito Norceca de voleibol de playa, que concluye hoy en Punta Cana, República Dominicana

Autor:

Norland Rosendo

En una jornada maratónica que exigió a la dupla cubana de Daisel Quesada y Karell Peña salir a la arena tres veces bajo el sol del verano adelantado que se vive en el Caribe, ellos lograron este sábado conservar el invicto en su grupo e imponerse después en los cuartos de final de la sexta parada del circuito Norceca de voleibol de playa, que concluye hoy en Punta Cana, República Dominicana.

El tándem insular confirmó sus intenciones de revalidar la corona ganada en este mismo escenario en 2015, cuando superó por la mañana al binomio trinitario de Williams-Whithfield, subtitular de la cuarta parada, en dos sets (21-17 y 21-14). Después de remover ese «escollo», venció a los curazoleños Cora-Norandy (21-13 y 21-12).

La tarde sabatina les deparó el duelo frente al dúo canadiense Vandenburg-Nusbaum. Quien saliera airoso de ese partido se incluía entre los primeros cuatro, y ese premio le correspondió a los cubanos, que después de 58 minutos de un juego que se extendió a tie break se impusieron en tres mangas (14-21, 21-14 y 15-10).

Hoy, en la semifinal, Daisel y Karell tendrán como rivales a la dupla mexicana Gaxiola-Rubio, medalla de plata en la fase inaugural del tour Norceca. En el otro cruce se enfrentarán dos duplas estadounidenses, la de los hermanos Crabb —reyes de la primera y quinta paradas, además de terceros en la segunda— y la integrada por Ratledge-Loomis, bronce hace una semana en Islas Caimán.

Hasta igual instancia que sus compatriotas avanzó la pareja femenina de Leila Martínez y Lianma Flores (L-L), aunque con menos desgaste físico, pues solo tuvo que efectuar la víspera un partido para concluir la fase eliminatoria, antes del juego en la ronda de los mejores ocho.

El binomio de L-L venció temprano a las salvadoreñas Ávalos-Molina en par de tramos (21-12 y 21-14), y en los cuartos de final dejó fuera de las preseas a las canadienses Nagy-Lapointe (21-14 y 21-19). Si quieren superar el bronce de la parada de Guatemala, tendrán que imponerse hoy por la mañana a otra dupla del norteño país: Gordon-Wilkerson, que archiva un oro y dos platas en la vigente temporada regional.

La otra semifinal será protagonizada, igual que en la justa masculina, por dos parejas de Estados Unidos: Flint-Larsen (tiene un título y un tercer lugar) y Urango-Bensend.

En la tarde dominical se jugarán en este balneario caribeño los partidos por el bronce y el oro, en uno y otro sexo. Hasta ahora, todas las parejas cubanas que han competido este año en el circuito regional han obtenido medallas.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.