Cruzada plateada

La cubana Lisi Castillo anda inconforme con las dos medallas de plata alcanzadas en los eventos por equipos e individual, en la Copa Regatas de Lima 2016 de tenis de mesa

Autor:

Javier Rodríguez Perera

La travesía de la cubana Lisi Castillo por la Copa Regatas de Lima 2016 de tenis de mesa no transcurrió como ella esperaba, si se entiende su fuerte vocación por los títulos. Por eso, anda inconforme hasta con las dos medallas de plata alcanzadas en los eventos por equipos e individual, como parte de la nómina del club Lima TTC.

Su cruzada en el torneo para conjuntos comenzó con victoria por 3-1 ante Paula Campoverde (Azuay-Ecuador A). Luego, derrotó en semifinales por semejante marcador a Claudia Flores (Universidad de San Juan XXIII) y en compañía de Andrea Guzmán cayó por 2-3 ante la dupla de ese plantel, pero el pizarrón global reflejó el éxito del Lima TTC por 3-2.

En la porfía por el metal dorado tuvieron como oponente al Joola/TMC, uno de los equipos que se pronosticaba que llegara a esa instancia. Castillo tuvo que sudar fuerte en la final, pues celebró tres partidos, con sonrisa inaugural por 3-0 frente a Natalia Castellano y reveses consecutivos por 1-3 ante Marisol Espineira y 2-3 en el encuentro de dobles. A la postre su elenco cayó por 2-3.

En la más exigente de las categorías individuales —se compite en diferentes edades— quedó bye en la apertura, y derrotó posteriormente por 3-1 a Valeria Cuba. En semifinales, sacó de su camino por idéntica pizarra a la tercera figura local, Janina Nieto, y de esa forma la discusión por la corona quedó pactada con la raqueta principal de Perú, Ángela Mori, a la postre vencedora por 1-3.

«Ha sido un buen resultado, ya que no he podido entrenar bien por mi lesion del Preolímpico de Chile, pero ya estoy inmersa en una preparación intensa. Para el próximo evento creo, que si soy disciplinada con la preparación, no habrá derrotas, si analizo que he alcanzado muy buen nivel competitivo. Solo me queda desarrollarme más físicamente, pues no logré el oro por la falta de entrenamientos en este período de recuperación de mi lesión en el brazo», comentó Castillo vía digital.

A la par de su adiestramiento, Lisi tiene la función de entrenar a los adolescentes de 10 a 16 años pertenecientes a su equipo. A finales de mes participará en otra justa en territorio peruano que le servirá para foguearse con vistas al Campeonato Nacional cubano.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.