Tarde de revanchas

La primera derrota de los vigentes monarcas de La Habana en el torneo marcó la segunda jornada de la III Serie Nacional de béisbol, en la que la lluvia volvió a estropear el pulso entre pineros y vueltabajeros

Autor:

Raiko Martín

La primera derrota de los vigentes monarcas de La Habana en el torneo marcó la segunda jornada de la III Serie Nacional de béisbol, categoría sub-23, en la que cuatro elencos equilibraron su paso luego de un adverso estreno y la lluvia volvió a estropear el pulso entre pineros y vueltabajeros.

En el Changa Mederos de la capital, la nave artemiseña levantó boga y con un oportuno hit en el noveno episodio del designado y cuarto bate Osmani Hernández concretaron la «venganza».

Los dueños de casa contaron con una buena labor monticular del abridor Ariel Díaz y oportuno bateo del jardinero Yoandry Argüelles —jonrón y doble que impulsaron todos los de su equipo— para llegar con ventaja al último tercio del partido. Pero las cuatro pifias a la defensa lastraron las posibilidades del triunfo local.

En el grupo B, la novena de Villa Clara fue una de las tres que logró conservar en blanco el casillero de derrotas, gracias a una lechada a dos manos «pintada» por Yanni Delgado y Elioany Noguert, y la efectividad de cinco imparables, entre ellos el vuelacercas de Norel González. Mientras, la anfitriona tropa cienfueguera devolvió el golpe a los matanceros, a pesar de la rebelión yumurina a la hora de recoger los bates. En ese momento los visitantes marcaron tres para acercarse peligrosamente en el marcador, antes de que Yankiel Iglesias pusiera el cerrojo que aseguró el triunfo sureño.

En el apartado C, los Gallitos espirituanos volvieron a salir airosos en valla ajena durante un partido cerrado, en el que los tuneros no lograron concretar la remontada. Humberto Delgado lanzó de forma impecable durante seis capítulos —permitió apenas un hit— y las tres carreras de ventaja que le regalaron sus compañeros fueron suficientes para amarrar el éxito.

En contraste, los avileños no pudieron repetir la dosis a la armada agramontina, que aprovechó el descontrol del relevista Pedro Felipe (tres boletos, un lanzamiento escapado y un pelotazo), para establecer una insalvable diferencia en su última oportunidad al bate.

El panorama fue parecido en el segmento D, con Granma conservando el invicto y Santiago de Cuba firmando la revancha. Los muchachones granmenses volvieron a marcar diez carreras frente a los lanzadores del Guaso, al tiempo que la tropa indómita salía airosa en el primer extrainning, definido a partir de la Regla Ibaf después del cohetazo impulsor de Yeri Martínez y efectivo cierre de Adrián Fiss.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.