Se destiñó el anaranjado

La actual temporada para bisoños en el béisbol cubano quedó este lunes sin invictos

Autor:

Raiko Martín

La actual temporada para bisoños en el béisbol cubano quedó este lunes sin invictos. Villa Clara no pudo extender a ocho su racha exitosa, pues en el camino se cruzó la novena matancera, que en su patio aguantó la remontada y remató para conseguir su tercer éxito en la justa.

El juego fue nivelado hasta que en el sexto episodio la visita tomó ligera ventaja, pero recibió una contundente respuesta en forma de racimo de siete anotaciones, entre ellas las tres remolcadas por el vuelacercas del paracortos Roberto Acea.

Los Naranjas reaccionaron un innig más tarde fabricando cinco, y luego el largo cuadrangular de Norel González equilibró el pizarrón. Mas su pitcheo de relevo volvió a fallar, y una conexión entre dos de Juan Martínez, y un error al cortar el tiro del torpedero visitante, permitió al bateador dar la vuelta completa al cuadro y sentenciar el triunfo local.

A pesar del desliz, los centrales conservaron la punta del grupo B con la misma diferencia, pues la tropa cienfueguera no pudo con los muchachones de Mayabeque, autores de un feroz ataque de 15 imparables.

En la llave A, los habaneros consiguieron otro triunfo durante su presentación en Vueltabajo. Por segunda ocasión en lo que va de torneo, los vigentes campeones juegan sin errores a la defensa, y gracias a una ofensiva de 13 hits pudieron respaldar las exitosas faenas monticulares de Frank Herrera y José Castellanos.

Así, los habaneros salieron del fondo de la tabla en este segmento que domina cómodamente la escuadra artemiseña, con más holgura después de tomar nuevamente el puerto de la Isla de la Juventud.

En el apartado C, la versión menor de los Tigres avileños sigue liderando las acciones y ya va por seis éxitos. Ahora sus víctimas fueron los tuneros, quienes pudieron facturar apenas una carrera al dúo de Yairo Martínez y el cerrador Liomil González.

Sus escoltas espirituanos vieron cortadas sus posibilidades de estrechar el cerco, pues la lluvia impidió la celebración de su compromiso como anfitriones de Camagüey.

Más al este, los líderes granmenses lograron finalmente igualar su tope con los santiagueros, responsables de marcar las dos primeras derrotas en su casillero. El desenlace fue aprovechado por el elenco holguinero, pues su holgado triunfo en territorio guantanamero propició su ascenso al segundo escaño del grupo D, que ahora comparte con los santiagueros.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.