Infeliz regreso a casa

Los Alazanes más tiernos, además de apuntarse su séptimo triunfo en el torneo, igualaron las victorias de los villaclareños y se colocaron en la cima del grupo D

Autor:

Raiko Martín

Hasta ayer el equipo de Villa Clara era el más ganador en este arranque de la Serie Nacional para menores de 23 años. Mas el desafortunado estreno en su patio del Sandino santaclareño y un nuevo éxito de los granmenses y los avileños se combinaron para estropear el privilegio de los Naranjas.

Después de perder el invicto en su despedida de Matanzas, los centrales sufrieron el segundo revés consecutivo, ahora a mano de sus vecinos cienfuegueros. Los sureños tomaron el mando con un racimo de tres en el segundo capítulo y ampliaron la ventaja en el cuarto gracias a cañonazo impulsor del jardinero Christian Borges, todo frente al abridor y perdedor Ronny Valdés. A la postre, esta se convirtió en la conexión decisiva del duelo, pues la rebelión local en el sexto capítulo no alcanzó para cambiar la historia.

Por su parte, los Alazanes más tiernos supieron remontar los efectos del cuadrangular del jardinero holguinero Jorge Peña para, además de apuntarse su séptimo triunfo en el torneo, igualar las victorias de los villaclareños y afincarse en la cima del grupo D.

Mientras, Artemisa logró mantener su mínima ventaja sobre la Isla de la Juventud en la llave A, después del triunfo de ambas novenas en la jornada. Los protegidos por la diosa aprovecharon el ataque en las primeras entradas para someter como locales a los vueltabajeros, en tanto los pineros llegaron con ventaja al sexto episodio de su pulso con los habaneros, cuando la torrencial lluvia caída en la capital obligó a suspender las acciones y decretar el triunfo a favor de los visitantes.

Las precipitaciones también obligaron a sellar, con empate a dos en el pizarrón, el enfrentamiento entre Matanzas y Mayabeque en suelo yumurino, y a orillas del Yayabo, los Tigrillos avileños se consolidaron al frente del segmento C, con una lechada a dos manos sobre los locales, y también llegaron a siete éxitos.

Por último, Santiago de Cuba se desbordó frente al pitcheo guantanamero hasta fabricarle diez anotaciones en el octavo episodio y terminar ahí mismo el desafío. Al cierre, estaba pactado el cruce entre Las Tunas y Camagüey en la casa de los agramontinos.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.