Otro camino para llegar a Río

Concluyó en Guatemala la Copa Latinoamericana de tenis de mesa

Autor:

Javier Rodríguez Perera

No me preocupa la actuación de los dos cubanos con cupos olímpicos en la Copa Latinoamericana de tenis de mesa concluida el domingo en Guatemala. A los aficionados que estén escépticos con el futuro rendimiento de Andy Pereira y Jorge Moisés Campos en la venidera fiesta multideportiva de Río de Janeiro, simplemente los llamo a la tranquilidad y me hago eco de las palabras de un entendido en estos menesteres.

Hace algunos días visitaba un entrenamiento de los muchachos en el Cerro Pelado y Bárbaro Oliva, comisionado nacional de la disciplina, me advertía que el evento en territorio guatemalteco lo asumirían con el objetivo de ganar un buen nivel de ranking y el pronóstico fundamental era clasificar entre los ocho primeros. Fiel a los vaticinios, ese fue el rendimiento exhibido por Campos y Pereira, no así por la capitalina Idalys Lovet, quien no capitalizó las aspiraciones como tercera representante de la Isla.

Jorge Moisés, ubicado en la posición 218 del ranking mundial, culminó segundo de su grupo, con victoria por 4-0 ante el dominicano Emil Santos (356) y fracaso ante el brasileño de 19 años Hugo Calderano (62), campeón panamericano en Toronto 2015 y a la postre titular de la justa, al doblegar por 4-1 al mexicano Marcos Madrid (167). En la segunda vuelta el habanero no pudo con el empuje ofensivo del brasileño Eric Jouti (200) y cayó por 1-4.

Bastante similar fue el derrotero recorrido por su coterráneo Pereira (180), vencedor por 4-0 del anfitrión Heber Moscoso (514) y víctima del ecuatoriano Alberto Miño (205), puntero de la llave y dueño de uno de los bronces del torneo. El primer y último rival de Andy en la instancia siguiente fue Madrid, quien lo aventajó con marcador de 2-4.

De la tríada de antillanos involucrados en este fortísimo certamen, que reunió a casi todos los mejores jugadores del área, la peor parada la tuvo Lovet (273), pues no consiguió victorias. Cedió en su primer partido ante una adversaria que asistirá a su tercera experiencia olímpica, la cubana naturalizada mexicana Yadira Silva (130), y luego capituló ante la venezolana Gremlis Arvelo (209).

El torneo femenino tuvo en la colombiana Lady Ruano (227) su campeona, tras derrotar en un partido muy disputado a Silva, por 4-3. Los metales bronceados correspondieron a Arvelo y a la chilena Paulina Vega (222).

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.