Otros jóvenes en escena

Los muchachitos de la categoría sub-18 están casi listos para encarar la final de su certamen doméstico

Autor:

Raiko Martín

Mientras que una selección mayor ajusta los detalles para su inédito debut en la Liga Independiente Can-Am, y los menores de 23 años prosiguen su torneo nacional, los muchachitos de la categoría sub-18 están casi listos para encarar la final de su certamen doméstico.

En las subseries que cerraron el calendario regular, la representación de Artemisa cedió en los tres juegos con Pinar del Río, pero eso no impidió que dominara las acciones del grupo A con balance de 25-8 y asegurara la presencia en el tramo definitorio.

La llave B tuvo a Villa Clara como protagonista, pues después de barrer a Matanzas llegó a 28 éxitos y ocho tropiezos, para así asegurar la clasificación y cerrar como el equipo más ganador.

En el apartado C el cupo directo fue para Ciego de Ávila, provincia que sigue demostrando fuerza en todas las categorías. Los de la tierra de la piña se despidieron con un escobazo a los tuneros y vencieron en 25 de sus 36 presentaciones.

Mientras, Santiago de Cuba selló su avance desde el segmento D con una pollona a los holguineros, válida para cerrar su tránsito por la fase clasificatoria con acumulado de 26-8.

Como la estructura del torneo fija una final de seis, además de los cuatro líderes de grupo siguen en carrera los dos equipos que, entre el resto de los contendientes, terminaron con mejor balance.

Uno de ellos fue el representativo de Cienfuegos, que después de vencer en sus últimas tres presentaciones ante Mayabeque terminó su cosecha con 27-9, números que le hubiesen bastado para encabezar tres de las cuatro llaves.

El pasaje restante casi está en poder de Granma, que fue segunda del pelotón D, con cota de 21-16 y dos partidos pendientes. Si todavía no puede completarse el cuadro es por las posibilidades matemáticas que conservan los vueltabajeros, por ahora con 16 triunfos en su cuenta, pero con seis desafíos por disputar.

Tigres hambrientos

La versión menor de los Tigres avileños sigue dando zarpazos en la Serie Nacional sub-23, y este lunes clavaron sus garras en casa sobre los camagüeyanos para llevarse el triunfo con pizarra de 8-4.

Los de la tierra de la piña se afianzaron con 11 éxitos en la cima del apartado C, en el que Sancti Spíritus venció en su patio, por 6-1, a Las Tunas.

Las lluvias caídas en el occidente dejaron sin acción al grupo A, y en el único partido del B que pudo celebrarse, Villa Clara prosiguió su buen paso al someter como locales a Mayabeque, por 6-2.

Mientras, en el apartado D Granma se consolidó en la cima con cerrado éxito de 2-1 sobre Guantánamo, en tanto Santiago de Cuba seguía de cerca su estela, al imponerse por 7-3 como anfitriona de Holguín.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.