Francia una sede con huelgas, inundaciones y amenaza terrorista

El presidente François Hollande asegura que 90 000 policías están en servicio en pos de proporcionar la seguridad necesaria para la celebración de la magna cita europea del balompié

Autor:

Juventud Rebelde

PARIS, junio 7.— A tres días del partido inaugural de la Eurocopa 2016, Francia vive una situación grave en términos de seguridad pública y tensión social, mientras que en París aterrizan las primeras selecciones.

La selección de fútbol inglesa ha llegado este lunes a París, uniéndose a los equipos de Rumania, Irlanda del Norte, Rusia, Gales, Albania, Eslovaquia, Suiza y Turquía. El torneo del 2016, que arrancará el 10 de junio, será el más grande en la historia, ya que cuenta con la participación de 24 selecciones.

Además del elevado número de deportistas involucrados al evento, Francia espera una cantidad enorme de aficionados que llegarán al país para ver los partidos del campeonato. Las autoridades francesas calculan que recibirán al menos 2,5 millones de turistas durante los 30 días de competición, reseñó Russia Today.

Sin embargo, problemas como la amenaza de atentados, manifestaciones de diversos grupos de acción social, huelgas sindicales e inundaciones en el distrito capitalino se pueden convertir en un obstáculo relevante en el camino hacia la fiesta europea del fútbol.

Francia vive el sexto día de una huelga masiva que afecta al sector del transporte. Los activistas que se oponen a la reforma laboral planean extender su lucha social hasta el día de la manifestación nacional, previsto para el 14 de junio en París.

Mientras tanto, los militantes del sindicato Solidarios Unitarios Democráticos, encabezado por Eric Santinelli, han iniciado la construcción de una barrera para controlar el acceso a la sede regional de la compañía francesa de ferrocarriles en la ciudad de Marsella.

El caudal del río Sena a su paso por París alcanzó el pasado viernes los 6,1 metros, batiendo un récord de hace 34 años. Un día después su nivel disminuyó ligeramente, aunque la ciudad mantiene el segundo grado más alto de alerta y se teme que el río pueda desbordarse.

Por otro lado, siete meses después de los atentados de París reivindicados por el Estado Islámico, el presidente François Hollande asegura que 90 000 policías están en servicio para proporcionar la seguridad necesaria para la celebración de la Eurocopa.

La amenaza existe. Esa amenaza estará un tiempo largo, así que tenemos que tomar todas las precauciones para que esta Eurocopa sea un éxito, afirmó Hollande el pasado domingo.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.