Hungría, ¿«retorno a la semilla»?

La selección de Hungría hizo recordar su otrora época de brillo y venció este martes por 2-0 a la favorita escuadra de Austria

Autor:

José Luis López

En uno de los clásicos del fútbol europeo, la selección de Hungría hizo recordar su otrora época de brillo y venció este martes por 2-0 a la favorita escuadra de Austria, en partido correspondiente al grupo F de la Eurocopa 2016 con sede en varias ciudades de Francia.

El primer tiempo fue dominado por los austríacos, quienes no conocieron la derrota en la fase de clasificación al torneo. Y ahora, solo necesitaron ¡un minuto! para mostrar sus intenciones sobre la cancha del estadio de Burdeos: David Alaba sacó de zurda un zapatazo complicado que botó delante del portero Gábor Király, antes de chocar con el palo izquierdo.

Lejos del virtuosismo que muestran otras escuadras del mundo, ahora imperó el músculo y la lentitud en la creación de las jugadas. Los austríacos proponían más y recuperaban los balones. Pero los magiares nunca se apresuraron y le dieron un vuelco al partido en el minuto 62, con el gol de su ariete Adam Szalai. Y luego, en el 66, Austria sufrió la expulsión de Aleksandar Dragovic, por doble tarjeta amarilla. De ahí en adelante, los húngaros controlaron el juego, que sentenciaron a tres minutos de cumplir el tiempo reglamentario con el disparo de Zoltan Stieber.

Mientras, Portugal signó un decepcionante debut, al no poder rebasar un magro empate 1-1 contra la debutante escuadra de Islandia, en el estadio Geoffroy-Guichard, de Lyon.

La selección que encabeza el crack Cristiano Ronaldo no pudo rematar un partido que siempre fue suyo y en el cual se puso delante en el pizarrón con el gol de Nani, a los 31 minutos.

El presumible monólogo lusitano, estaba cantado. Pero nada de eso. La selección islandesa, que dejó en el camino de este certamen a Holanda, no dejó de atacar y consiguió el empate en el 50, cuando Bjarnasson, tras un claro error de la defensa lusitana, transformó en gol el centro de Gudmundson.

Cristiano, sin dudas la principal figura de esta Eurocopa, se entregó, arengó al equipo, pidió la esférica y creó la primera oportunidad portuguesa. Su centro desde la banda izquierda fue rematado por Nani, pero el portero Halldorsson lo detuvo con sus pies. Y en el último minuto del duelo, tuvo en sus botines el gol del éxito con dos lanzamientos de falta, pero no pudo superar la barrera.

Este miércoles, en la segunda ronda y por el grupo A, serán rivales Francia-Albania y Rumania-Suiza. Mientras, por la llave B chocarán Rusia-Eslovaquia.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.