La mesa está servida

El torneo de béisbol para menores de 23 años arranca hoy en Artemisa y Santiago de Cuba en su tramo semifinal

Autor:

Raiko Martín

El tramo semifinal de la Serie Nacional de béisbol para menores de 23 años arranca hoy en Artemisa y Santiago de Cuba, con transmisión televisiva en la indómita sede, donde desde las 10:00 a.m. el pulso entre avileños y anfitriones definirá el aspirante oriental al trono del torneo.

Como hace un año, las Avispas más pequeñas lanzan su candidatura, ahora amparadas por una sobresaliente capacidad ganadora, pues vencieron en 24 de sus 36 compromisos previos. Su punto más alto fue sin dudas el bateo colectivo (.305), pues lideraron además los departamentos de carreras anotadas con 227 y hits conectados (363). Sin dudas, poseen un line up con poder, que redondeó más de 80 extrabases, entre ellos 14 vuelacercas.

Aunque su staff de pitcheo no fue el más notable de la competencia, sus números son aceptables, con un promedio de carreras limpias de 3.43 —ligeramente inferior a la media del torneo—, apoyado en pilares como los abridores Yosiel Serrano, Virgilio Moroso y Yubisley Portales, quienes se agenciaron 13 victorias de conjunto. Otras seis aportó el relevista Florencio Maleta, sin dudas efectivo para pasar los cerrojos.

Del otro lado tendrán a un equipo de Ciego de Ávila cuyo mayor mérito fue, además de liderar el apartado C, protagonizar el ascenso más impresionante con respecto a su actuación en la anterior versión del torneo.

Los dirigidos por Pedro Gayón mezclaron momentos de ensueño con rachas adversas y fueron discretos en el cajón de bateo con apenas .251 de promedio colectivo. De tal modo, los serpentineros muchas veces tiraron del carro, sobre todo los abridores Leodanis Santiesteban y Yusner Corrales, quienes firmaron 11 de los 20 triunfos.

Jugar en patio ajeno y frente a un temible rival será un hándicap para los de la tierra de la piña, aunque en la carretera cerraron con balance de 13-7. Los santiagueros consiguieron la mitad de sus éxitos en casa, pero allí sufrieron solo cuatro de su docena de tropiezos.

Batalla del oeste

Al amparo de la Diosa se solventará el cruce que definirá el campeón occidental. Cuando todo apuntaba a que la batalla estaría en el centro de la Isla, un cuadrangular cambió la historia.

No obstante, por aquellas tierras se presentará un equipo villaclareño dominante en su tránsito clasificatorio, aunque en los finales vio como cienfuegueros y espirituanos llegaron a respirarle en la nuca.

A los dirigidos por Roberto Rodríguez les fue mejor en la carretera (14-6) que en casa (9-7), y sus seguidores esperan que la tendencia se mantenga. Sin dudas, fue Norel González su bujía inspiradora —.388 de promedio, 50 imparables y seis vuelacercas entre sus 18 extrabases—, y su desempeño debe ser fundamental para el destino de su equipo. Desde el montículo, los más experimentados Ronny Valdés y Yanni Delgado, con nueve triunfos de conjunto, serán los caballos de batalla.

Del lado artemiseño aparece un equipo de desempeño estable que supo tomar la punta del grupo A desde el comienzo, y defenderla con acierto de no pocos peligros. Lian Camilo Rodríguez, autor de cinco cuadrangulares y 31 remolques aparece como el máximo referente en ataque, aunque al menos otros seis jugadores fueron capaces de empujar 15 o más carreras en la etapa.

Como sus rivales, en el box cuentan con cierta experiencia en el nivel superior de Geonel Gutiérrez, Ricardo Martínez o Raymel Pérez, quienes deben sostener las mayores responsabilidades en el éxito. Si mantienen el paso que les hizo ceder en solo cuatro de sus 16 presentaciones a domicilio, habrá que jugarles muy bien para sacarlos del camino.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.