Cazadores de Avispas

Comienza este viernes el pulso por el trono entre las Avispas santiagueras y los Cazadores artemiseños

Autor:

Raiko Martín

Poco después del mediodía de hoy, en Güira de Melena, comenzará el pulso por el trono de la Serie Nacional para peloteros menores de 23 años, vacante desde que los anfitriones artemiseños destrozaran en la fase clasificatoria cualquier defensa de los hasta entonces monarcas habaneros.

Poner a rodar la corona fue el primer paso de los dirigidos por el exlanzador Jorge Luis Machado, a quien nadie le puede quitar el privilegio de haber sido el primer mánager ganador en estas lides. Pero repetir la dosis no será ahora como coser y cantar, pues para ellos sus pupilos deben someter a unas Avispas santiagueras que, aunque aún tiernas, han demostrado muy buen filo en el aguijón.

En el trance semifinal, las huestes indómitas presumieron de buena pólvora frente al staff avileño. Si cubrieron el tramo de forma impecable fue porque mezclaron el excelente pitcheo —permitieron apenas tres anotaciones en dos desafíos— con un sólido ataque de 16 imparables en igual intervalo, entre ellos seis dobles y un triple.

En condiciones normales, sería Ulfrido García la designación del alto mando santiaguero para buscar el triunfo en patio ajeno, pero el zurdo debe estar por estos días en tierras avileñas preparándose para el cercano tope frente a los universitarios estadounidenses. Así, la responsabilidad debería recaer en Virgilio Moroso, quien tuvo una apertura de calidad durante las ocho entradas de su triunfo sobre los Tigrillos, y en la fase clasificatoria tuvo balance de 5-2 en ocho salidas, los contrarios le batearon para apenas .196 y cerró con 2.48 en su promedio de carreras limpias.

Del otro bando estarán los aprendices de Cazadores con las armas listas para al menos llegar sin picaduras al oriente. Necesitaron ir al extremo para finiquitar su duelo con los aguerridos villaclareños y lo lograron gracias a las encomiables faenas monticulares de Geonel Gutiérrez y Raymel Pérez, dos que ya han actuado en el nivel superior de nuestra pelota.

Esto garantiza, al menos en teoría, una batalla desde el box y un partido bastante entretenido. Habrá que esperar para ver, en la práctica, si ambos cuerpos de tiradores se comportan a la altura de las circunstancias, o si alguno de los bandos hace sonar el madero de forma consistente.

Cualquiera que sea el ganador, llegará al Guillermón Moncada a una estocada del cetro, aunque para mi gusto, y el de muchos, espero que dos juegos sean demasiado poco.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.