Altura perfecta

El disfrute se desbordó entre cubanos cuando el saltador de altura Luis Enrique Zayas accedió al trono con marca de 2,27 metros.

Autor:

Eyleen Ríos López

BYDGOSZCZ, Polonia.— El disfrute se desbordó este viernes entre los cubanos presentes en esta ciudad, sede del Campeonato Mundial de atletismo para juveniles, cuando el saltador de altura Luis Enrique Zayas accedió al trono con marca personal y de la temporada de 2,27 metros.

Lisitín, como le llaman sus compañeros, nunca imaginó que transitaría sin fallos una competencia a la que no llegó con el mejor registro, sobre todo luego de los discretos 2,16 metros que le dieron la clasificación el pasado miércoles.

«Me sentí tan bien que no me di cuenta de lo que hacía», confesó feliz el nuevo monarca, protagonista de un avance perfecto a base de 2,05-2,10-2,14-2,18-2,21-2,23-2,25 y 2,27 en una fría noche marcada por el ánimo de los suyos en el Estadio Zawisza.

«Me parecía que estaba compitiendo en casa, fue realmente tremendo tenerlos a todos gritando, dándome instrucciones. Gracias a mis compañeros y a los profesores que estuvieron conmigo», dijo el espigado santiaguero de 19 años, que desde los 11 practica este deporte.

Sus únicos dos derribos le llegaron luego de saberse campeón, cuando procuró los 2,29, porque la excitación del momento era demasiada y prefirió desistir.

En la modalidad las medallas de plata y bronce se las colgaron el estadounidense Darius Carbin (2,25) y el catarí Mohamat Allamine Hamdi (2,23), ambos con cotas personales.

Para completar la buena jornada los cubanos aplaudieron también el subtítulo de la heptalonista Adriana Rodríguez con 5 929 puntos, ahora lo máximo acumulado en su carrera.

Adriana mantuvo el liderazgo vencido ya el sexto evento (5 145), mas fue superada en el cierre de los 800 metros por la austriaca Sarah Lagger, cuyo saldo de 5 960 le aseguró la condición de recordista de su país entre menores de 20 años.

La antillana rebajó registros en cinco de las siete pruebas enfrentadas (100 metros con vallas, salto de altura, 200 metros planos, jabalina y 800 metros planos), pero sabe que dijo adiós a una oportunidad valiosa en el salto de longitud, uno de sus fuertes. En bronce terminó la belga Hanne Maudens (5 881), también dueña de cota personal.

Con estos dos lauros Cuba llegó a cinco, tres de ellos dorados, y superó el saldo de hace dos años en Eugene, cuando fueron un oro y cuatro platas.

Pero aún la cosecha puede aumentar hoy, pues buscarán medallas la triplista Davisleidis Velazco y la martillista Ayamey Medina, ambas poseedoras de las mejores marcas de la temporada en sus especialidades.

Cuando faltan dos días de competencia Cuba marcha segunda en la tabla de medallas, con tres de oro y dos de plata, solo aventajada por Estados Unidos con 6-5-2.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.