Yarisley: plata en Londres

En el mismo estadio donde se proclamó subcampeona olímpica en el 2012, la pinareña escoltó a la griega Ekaterine Stefanifi, quien venció los 4,80

Autor:

Juventud Rebelde

La pertiguista cubana Yarisley Silva sigue copando los podios de premiaciones. Este sábado, la pinareña pasó sobre 4,72 metros y fue segunda en la Liga del Diamante, en Londres.

En el mismo estadio donde se proclamó subcampeona olímpica en el 2012, la pinareña escoltó a la griega Ekaterine Stefanifi, quien venció los 4,80 y totalizó 50 puntos que le confirmaron líder del ranking comandado por ella desde los inicios de temporada.

Según publicó el sitio digital web Jit, la caribeña comenzó en 4,52 metros, batidos de tercera intención, luego fue exacta sobre los 4,62, volvió a fallar par de veces antes de conquistar los 4,72 y derribó en tres ocasiones la varilla situada en 4,80.

Con este desempeño se reafirmó como número dos del circuito, dueña de 30 unidades, bien por delante de las 19 exhibidas por la suiza Nicole Buchler, quien no concursó este sábado pese a estar inicialmente anunciada. Tampoco se presentó la brasileña Fabiana Murer, protagonista del registro máximo del año (4,87) y aquejada de molestias en el cuello.

El tercer lugar quedó en poder de la neozelandesa Eliza MacCarthey (4,62), quien ya firmó 4,80 como registro personal en este 2016.

Ayamey fuera del podio

El sitio web Jit también reporta que, sin la contribución esperada, se despidió este sábado la martillista cubana Ayamey Medina del Campeonato Mundial de atletismo para juveniles, que vio caer otro récord máximo en su penúltima jornada.

Quien desde mayo pasado lidera el ranking de la categoría (68,98 metros), apenas pudo marcar 58,26 que le enviaron al puesto diez, fuera de las ocho que tributaron puntos a sus equipos.

Dos días después de mostrarse inestable en la clasificación (59,84), Ayamey pareció nuevamente presa de la ansiedad, con deseos de demostrar, y no logró encontrarse sobre el círculo de lanzamientos.

Fue esa la opinión de los profesores y sus compañeros, tras verla cometer fouls en los dos primeros intentos, obligándose a buscarlo todo en el siguiente, que terminó por no alcanzarle.

El oro terminó en poder de la noruega Beatrice Nedberge (64,33), seguida por la australiana Alexandra Hulley (63,47) y la finesa Suvi Koskinen (62,49), quienes se agenciaron la plata y el bronce, por ese orden.

Esta fue la última oportunidad de Cuba, que con tres medallas de oro y dos de plata superó el rango de los premios sumados en la versión de hace dos años (Eugene) y se ubica segunda detrás de Estados Unidos (9-6-2), aunque por puntos aparece séptima con 50.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.