Todo a la última bala

La pulsa entre el equipo Cuba y un elenco universitario estadounidense se decide este miércoles en el último partido de una serie igualada

Autor:

Raiko Martín

La balanza del presente tope beisbolero entre una selección cubana y el elenco universitario de Estados Unidos se inclinará definitivamente hoy, en el quinto y último desafío de la serie que marcha igualada luego del éxito este martes de la novena visitante en tierras vueltabajeras.

Arropado por su afición, Yaifredo Domínguez fue el encargado de la apertura y cumplió durante casi cuatro entradas, antes de cederle el box a su coterráneo Liván Moinelo. Así, se tejió un tenso duelo monticular frente a J.B Bukauskas, quien apenas permitió par de imparables en cinco entradas de actuación y se fue a las duchas con el juego sin anotaciones en el pizarrón.

Pero como había sucedido en las dos victorias cubanas, fueron ahora los visitantes quienes dibujaron su éxito en apenas un inning. Fue en el sexto, cuando el relevista Miguel Lahera regaló un boleto con todas las bases ocupadas para forzar la primera carrera del juego, y acto seguido soportó el doblete del hombre proa T.J Friedi, quien remolcó las que redondearon la cosecha ganadora.

Los dirigidos por Roger Machado esquivaron apenas la blanqueada en el séptimo capítulo, cuando el ahora designado Yosvani Alarcón fletó la única carrera del bando anfitrión. Una vez más la artillería cubana quedó en evidencia, aun cuando superó en uno los seis hits conectados por los norteños. Pero cinco de ellos los firmaron William Saavedra y Jefferson Delgado —cuarto y quinto en la alineación—, poco efectivos ya que los tres primeros en la tanda (Julio Pablo Martínez, Luis Robert Moirán y Yoandri Urgellés) dilapidaron nueve turnos sin conectar.

El alto mando cubano buscó alternativas con varios cambios, mas ninguno fue lo suficientemente oportuno para torcer la historia. De tal forma, el ganador de hoy bajará el telón con la satisfacción del triunfo, que además definirá cuál de los dos equipos tomará ventaja después de dividir honores desde que se restablecieron estos topes en 2012.

La representación cubana se impuso ese año como anfitriona con balance de 3-2 y luego barrió, también en casa, en la edición de 2014. Los estadounidenses habían firmado una pollona un año antes como locales, y en sus predios salieron nuevamente airosos en 2015 con triunfos en tres de los cincos desafíos.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.