Camino angosto hacia el anhelo

Un sorprendente revés del plantel de Corea del Sur le abrió las puertas a los cubanitos en el Campeonato Mundial de béisbol para menores de 15 años que se efectúa en la ciudad japonesa de Iwaki

Autor:

Javier Rodríguez Perera

Antes había pronosticado, cumpliendo el sentido común que dictaban las cábalas, que todo pintaba para que ocurriera un triple empate en el Grupo A del Campeonato Mundial de béisbol para menores de 15 años que se efectúa en la ciudad japonesa de Iwaki. Eso hubiese comprometido bastante el avance de la selección cubana a la fase siguiente, pero la realidad fue atenta con los nuestros y conjugó un sorprendente revés del plantel de Corea del Sur con un esperado triunfo de los cubanitos, que les abrió las puertas para la ronda de los seis mejores.

Sucede que los sudcoreanos le «regalaron» la primera victoria de la lid a Australia, algo que le vino como anillo al dedo a las huestes del avileño Gerty Damián Febles, quienes no permitieron casualidades y sacaron por la vía rápida al conjunto de República Checa con pizarra de 11-1 y de esa forma culminaron segundos de su apartado con foja de tres éxitos y dos reveses, por detrás de Japón (5-0) y por delante de Colombia (3-2), que sucumbió en el duelo particular ante los antillanos.

En el estadio Nambu, los futuros integrantes de las Series Nacionales, desde el capítulo inicial, marcaron la distancia con una carrera. Luego fabricarían un total de nueve anotaciones en los episodios tres y cuatro, para dejar a sus rivales sin oxígeno en el octavo inning con la rayita que decretó el nocaout.

El antesalista y cuarto madero capitalino Malcom Núñez aportó cuatro de los diez indiscutibles de su equipo, unido a dos carreras impulsadas, igual cifra de anotadas y par de bases robadas. Mientras que el inicialista camagüeyano Loidel Chapelli, a pesar de no conectar ningún indiscutible en sus tres turnos al bate, remolcó dos anotaciones y ganó un boleto.

Desde la lomita, el zurdo espirituano Harbin Castellanos se apuntó la victoria en su rol de abridor, al caminar cinco entradas, permitir un indiscutible y «burlarse» de los europeos, como lo atestigüan los diez ponches propinados. Completaron la clasificación cubana el matancero Andy Quesada —permitió la anotación checa— y el taponero villaclareño Osdany Rodríguez.

Mañana arrancará la segunda ronda del evento, en la que Cuba rivalizará contra el invicto y puntero de la llave B, Estados Unidos. El viernes medirán fuerzas ante Panamá y cerrarán frente a Venezuela el sábado, por lo que es prácticamente obligado que los criollitos salgan airosos en los tres encuentros si aspiran a retener la corona, debido a que arrastran los resultados de la fase de grupos con los equipos implicados en esa instancia: revés ante Japón y triunfo ante Colombia, que los ubica con balance de 1-1.

El habanero Orbe Luis Rodríguez, entrenador de bateo y coach de tercera base del plantel cubano, aseguró vía digital para JR desde la sede, que el torneo ha sido difícil por la cantidad de sorpresas que han ocurrido y por la calidad mostrada por todas las selecciones, algo que no ha sido un impedimento en las pretensiones de ganar la medalla de oro, para lo que se han preparado con intensidad.

«En este equipo hay varios talentos que en poco tiempo estarán en la Serie Nacional, como son los casos del hijo de Víctor Mesa, con muchas habilidades a la hora de batear; el agramontino Loidel Chapellí, con excelente somatotipo y fuerza al bate, además de Malcom Núñez, el jugador de cuadro granmense Darián Palma y los lanzadores Liván Chaviano, Franny Cobo, Osiel Rodríguez y Edgar Martínez», expresó Rodríguez, quien jugó doce temporadas en el béisbol cubano como patrullero de los equipos de la capital.

Cuba ya tiene grupo en el Clásico

Los organizadores del IV Clásico Mundial de béisbol, que se efectuará el año próximo, publicaron este martes las dos primeras llaves de ese importante certamen, las cuales tendrán sus sedes en Japón y Corea del Sur.

Nuevamente la escuadra cubana comenzará su tránsito por este evento en suelo nipón acompañada por los anfitriones, Australia y China, todos con acciones en el emblemático Tokyo Dome. Mientras que los sudcoreanos serán testigos en su propia casa, exactamente en el Gocheok Sky Dome, por primera vez, de las incidencias del Clásico Mundial, cuando reciban a Holanda, Taipei de China y un rival por definir, que saldrá del vencedor de una ronda clasificatoria a jugarse del 22 al 25 de septiembre en la ciudad estadounidense de Brooklyn.

Los restantes dos apartados no han sido revelados todavía, pero deben efectuarse en territorio americano. Estarán integrados por los planteles de Canadá, Colombia, República Dominicana, Italia, México, Puerto Rico, Estados Unidos y Venezuela.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.