Cuando el deseo no alcanza

Los tenimesistas cubanos Andy Pereira y Moisés Campos se  se despidieron bien temprano de sus aspiraciones

Autor:

Raiko Martín

RÍO DE JANEIRO.— Andy Pereira y Moisés Campos, los dos tenimesistas cubanos que lograron incluirse entre los candidatos al título olímpico de tenis de mesa para hombres, se despidieron bien temprano de sus aspiraciones. Quiso el sorteo que este sábado en sus caminos se cruzaran dos jugadores de mayor rango y fogueo, y poco pudieron hacer para sobrevivir al trance en uno de los pabellones de Riocentro, en esta ciudad.

La suerte le dio la espalda a Andy en el mismo sorteo, pues le tocó debutar frente al ídolo local Hugo Calderano, quien apoyado por un entusiasta público le impidió el sueño de ganar al menos un partido, como sucedió hace cuatro años en Londres.

Como se esperaba, el sistema de juego de Calderano fue indescifrable para el cubano, quien intentó siempre encontrar variantes para contrarrestar el incómodo saque y los certeros remates de su rival.

De tal forma, el vigente monarca continental se llevó el triunfo por barrida, con parciales de 11-6,11-7,11-7,11-4 en poco menos de media hora de juego.

«Me hizo mucho daño con el servicio y su juego está a la altura de los mejores jugadores del momento», consideró el atleta capitalino luego de capitular.

Por su parte, Campos estuvo muy cerca de sobrevivir este primer corte, pues dominó con cierta amplitud el primer set de su match con el canadiense Eugene Wang. El éxito parcial de 11-6 parecía un buen augurio, pero el cubano se dejó robar la iniciativa en la siguiente manga, en la que disfrutaba de una aceptable ventaja y terminó cediendo por 11-13.

A partir de entonces la correlación de fuerzas cambió, pues a pesar de ganar el siguiente segmento por 11-9, se vio superado en los tres siguientes con marcadores de 4-11, 5-11 y 6-11, que sentenciaron su destino.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.