En el borde de la diana

Los ánimos de superación impulsaron este martes al arquero cubano Adrián Puentes a cumplir los propósitos traídos a Rio de Janeiro

Autor:

Raiko Martín

RÍO DE JANEIRO.— Los ánimos de superación impulsaron este martes al arquero cubano Adrián Puentes a cumplir los propósitos traídos a esta ciudad, que en su mítico sambódromo acoge el torneo olímpico de tiro con arco. En el mismo sitio, había logrado el pasado viernes superar su máximo en una ronda de ordenamiento —disparó para 656 unidades—, y ahora superó los pronósticos para salir airoso de un complejo match, antes de despedirse del certamen.

Su inédita cota le ubicó en el puesto 36 del escalafón, y eso le puso a compartir la línea de disparos con el mexicano Ernesto Boardman, con mejores desempeños históricos y ocupante del puesto 17 después de la ronda que estableció el orden de los match.

Ante el azteca abrió con triunfo en la primera andanada de 25-24 —cada éxito se premia con par de unidades—, pero cedió en los dos siguientes con marcadores de 23-26 y 26-27. Con el agua al cuello fue capaz de equilibrar la pizarra con un favorable 27-26, y luego cerrar el lazo con una amplia ventaja de 28-24, que le propició llevarse el triunfo por 6-4.

Más exigente fue el siguiente cruce con el indio Atanu Das, quinto en el ordenamiento con 687, quien estuvo a punto de barrerle. Pero una vez más el cubano, que en esta misma ciudad se coronó campeón continental hace nueve años, volvió a remontar para la paridad a cuatro unidades. Sin embargo, sus tres flechas marcaron 9-9-10 para quedar a solo una rayita de su rival, quedando sin opciones de seguir avanzando.

De esta forma, le quedó a Adrián la sensación de que pudo dar otro paso en la compleja ruta, plagada de arqueros con notables resultados y con hambre de gloria. «Estoy muy contento a pesar de la despedida, primero porque regreso con mi mejor marca personal, que era uno de los objetivos, y también porque no me eliminaron en el primer match, a pesar de que no era el favorito», comentó a la prensa después de sellar una destacada faena, tal vez un poco por encima de su nivel.

«Ahora me propongo continuar preparándome para seguir cosechando éxitos en mi carrera, y haré el máximo esfuerzo para asistir a los próximos Juegos Olímpicos en Japón, con deseos de que allí las cosas me puedan salir mejor», añadió en compañía de su entrenador Eduardo Marrero, también satisfecho con la faena de su pupilo.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.