La espera, desespera - Deporte

La espera, desespera

Yosbany «el Diablo» Veitía habla con JR sobre esperanzas, logros y expectativas del boxeo olímpico

Autor:

José Luis López

RÍO DE JANEIRO.— El nuevo orden competitivo del boxeo olímpico está «haciendo de las suyas» en el Pabellón 6 de Riocentro, en esta ciudad brasileña. Cuando algunos boxeadores ya están metidos en medallas, otros aún no han escalado al ring.

Sobre este y otros temas, JR conversa hoy con el subcampeón mundial Yosbany «el Diablo» Veitía (52 kg), quien tras quedar bye en la primera ronda, debutará el próximo día 15 ante el marroquí Achraf Kharroubi.

—¿Conoces al rival?

—Sí, ya me he enfrentado tres veces con él: en un torneo en Marruecos, en la V Serie Mundial de Boxeo y en el Campeonato Mundial. Siempre le he ganado y ahora puedes escribir que también lo voy a derrotar. Él mete mucho la cabeza y por eso el plan táctico es pelear desde afuera, moviéndome mucho y cogiéndole el fallo para contraatacarlo. Estoy muy bien preparado y voy a debutar con un triunfo.

— Si lo vences, como todos esperamos, entonces irías ante un oponente de mayor fuerza, que saldrá del ganador del combate entre el turco Selcuk Eker y el armenio Narek Abgaryan…

— Sí, esos serían rivales de mayor calidad. Pero subiré a atacar a cualquiera. Al armenio ya lo vi pelear hoy y al turco sí lo conozco desde que Robeisy (Ramírez) combatía contra él en este peso.

—¿Cómo ha sido tu preparación para esta cita olímpica?

—La mejor desde Londres hacia acá. He estado en varias bases de entrenamiento fuera de Cuba, mi peso lo mantengo bien y he competido en la Serie Mundial de Boxeo, que nos trajo una rigurosa preparación, especialmente en semifinales y en la disputa del primer lugar. Además, he aprovechado mejor la relación clave para un boxeador: entrenamiento-descanso.

—¿Qué opinión te amerita esta nueva versión competitiva de la AIBA en Juegos Olímpicos?

—Realmente, como no estamos adaptados, me siento un poco incómodo. Estoy tenso y loco por empezar. Algunos de mis compañeros de equipo ya tienen medalla y mi momento no llega. No obstante, esto no ha afectado mi entrenamiento, ni mi preparación psicológica.

—¿Aprecias alguna diferencia entre el Veitía de ahora y el de hace cuatro años, cuando regresaste de Londres sin medallas?

—El de ahora es otro Veitía, que sigue dando lo mejor de sí en cada pelea, pero con más experiencia y conocedor de que si se entrena y se trabaja bien sobre el ring, llegan los buenos resultados. Y te aseguro, que esta vez no regreso a Cuba sin medalla.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.