No habrá flan de calabaza

Antes de iniciarse las acciones sobre el colchón, JR conversó brevemente con el librista Alejandro «Calabaza» Valdés

Autor:

José Luis López

RÍO DE JANEIRO.— Con un cuatrienio de preparación sólida y consistente, incluida la contratación de algunos gladiadores en clubes de ligas foráneas, las selecciones de lucha grecorromana y libre pretenden aportar medallas para contribuir a una decorosa ubicación de la delegación cubana en los Juegos Olímpicos.

Antes de iniciarse las acciones sobre el colchón, JR conversó brevemente con el librista Alejandro «Calabaza» Valdés (65 kilogramos), tricampeón panamericano y debutante en citas bajo los cinco aros, uno de los diez gladiadores que representarán a la Isla.

—¿Cómo ha sido la preparación para Río 2016?

—Sin duda, excelente, pues estuve en la Bundesliga alemana, integrando el club RWG Mombris Konishofen, con el cual tuve saldo de nueve victorias y un solo revés. Además, este año hicimos una satisfactoria base de entrenamiento en Azerbaiyán y competimos en torneos en Polonia y Canadá.

—¿Qué te aportó esa inédita experiencia en la Bundesliga?

—Lo más importante fue que me ayudó mucho a confiar más en mí. Allí obtuve triunfos contra gladiadores curtidos y eso me concedió más seguridad en mis ejecuciones, además de permitirme alcanzar la necesaria madurez deportiva, porque pude ampliar mi repertorio de técnicas de cara a estos Juegos.

—Se dice que eres un luchador muy fogoso, pero que en ocasiones te apuras mucho para trabajar sobre el colchón…

—Sí, es cierto. Por eso, el factor que más he trabajado para esta exigente justa es el autocontrol, que me hace ver las cosas mucho más claras sobre el colchón. Mayor concentración trae mejores dividendos en el deporte. Y no tengo dudas de que la mentalidad es lo más fuerte que debo tener para esta competencia.

—De tan dinámico que eres, debes estar esperando el sorteo y saber cuándo comienzas a buscar los tackles a las piernas…

—No, para nada. Te reitero que estoy muy tranquilo. No tengo ningún apuro porque llegue el sorteo. Voy paso a paso y me siento listo para enfrentar lo que venga. No me conformo con nada que no sea lo mejor y voy a pelear bien duro.

—En esta división hay muy buenos rivales, como el cubano nacionalizado italiano Frank Chamizo, el ruso Israil Kazumov y el puertorriqueño Franklin Gómez, entre otros. ¿Quiénes serían los más incómodos?

—No veo rival pequeño ni grande. Todos son de consideración, es una categoría de peso muy pareja, considerada por todos los especialistas como la más fuerte de estos Juegos Olímpicos. Me preparé para enfrentar al que me toque y no seré presa fácil para ninguno.

—Entonces, ¿a qué aspiras y cómo ves al resto de tus cuatro compañeros de equipo?

—Mis aspiraciones no tienen límites, soy muy ambicioso. El equipo está en muy buena forma y todos estamos muy optimistas. Yowlis Bonne estuvo conmigo en Alemania y Liván (López) estuvo en la India, todos con buenos resultados en sus clubes.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.